Detenido 26: paseaba por Giles tomando vino

San Andrés de Giles. 2:30 horas. El pueblo es calma, no hay un alma en la calle más que algún que otro patrullero de la Policía local. La cuarentena se cumple a rajatabla por casi la totalidad de la población. Digo casi, porque un vecino parece que no entendió.

En la intersección de las calles 9 de Julio y Av. Scully, los efectivos de la fuerza de seguridad se ven obligados a encender su sirena. Es un mensaje de alerta. Un gilense caminaba como si se tratara de un día normal.

Más allá de romper con el aislamiento, la situación que se vio fue insólita. El vecino tenía ocupada sus manos con dos cajas de vino Termidor. Su excusa: “salí a dar una vuelta y de paso tomar algo”.

Su reacción fue natural, como si no se tratara de algo que salga de lo cotidiano. Miró a los oficiales que vienen trabajando a destajo, como si su caso fuera uno más de eso que tienen todos los días, como si su compromiso sea ese: detener a personas como él que rompen las reglas.

La verdad es que ese puede ser el deber de la Policía, su tarea en este momento crucial, pero nosotros como sociedad tenemos que aportar nuestra parte. ¡No podemos estar en la calle! ¡No podemos estar en la calle! ¡Repetilo!

El sujeto terminó detenido y con una causa penal con intervención del Juzgado Federal. El “Quedate en casa” tiene que ser un mensaje universal, vecinos y vecinas, no hay motivo alguno que nos habilite a salir. Y menos, a las 2.30 horas para tomar unos “vinitos”.

Comentarios facebook