ADEA, el día después de la exitosa campaña

La Campaña del Cemento rompió todos los récords. Gracias al esfuerzo de los gilenses, ADEA tendrá su taller protegido de panadería. Un lugar que permitirá mejorar notablemente una de las actividades principales de la institución.

La tarde del domingo 4 seguramente se recordará durante mucho tiempo. ¿Quién podía imaginar que un pueblo podía juntar más de un millón de pesos?, contra todos los pronósticos el amor venció una vez más.

Para conocer las sensaciones posteriores y lo que se viene, Infociudad entrevistó a Patricia Naser y Alejandra Biagini, integrantes de la comisión directiva de ADEA. En una profunda charla, rememoramos una de las más mágicas tardes de San Andrés de Giles.

Infociudad (IC): ¿Cómo se levantaron el lunes después del evento?

Patricia Naser (PN): Cuando terminamos de ordenar todo, cada cual se fue a su casa y la sensación que tuvimos fue que no nos dimos cuenta de todo lo que pasamos por la adrenalina que vivimos en ese momento; la expectativa de si llegas o no llegas, de las donaciones, de las historias detrás de cada donación porque por ahí nadie sabe cada historia y lo que se fue donando, las charlas con la gente.

Yo estoy en panadería los lunes; pensé que en la panadería no me iba a encontrar a ninguno de los chicos pero estaban todos y uno de ellos me dijo “pensar que dentro de un tiempo no me voy a chocar nada”; mientras amasábamos estábamos viviendo el domingo nuevamente.

El domingo todos nos unimos por un sueño, no había diferencias, veías a todos muy emocionados, cuando dijimos que quedaba solo una urna todos fueron a hacer su donación, hacían cola para eso, fue algo muy lindo; la gente de Giles termino de conocer a ADEA, lo que se hace en el taller protegido y ahora tenemos la recompensa de que la gente se acerca mucho más a comprar los productos y quieren ver cómo trabajan ellos. También fueron personas a anotar chicos, lo cual es fundamental porque el objetivo primordial de todo esto es que podamos brindar la oportunidad de que ingresen más chicos de los que tenemos. Es un proyecto muy ambicioso, porque no es solo pero la cuadra de la panadería, esa elaboración y comercialización nos va a permitir crecer para seguir ampliando el lugar que permite ingresar a otros talleres además de el de la panadería.

IC: Después de haber logrado juntar el objetivo ¿Tuvieron una reflexión para decir cuántas cosas podemos hacer a partir de acá? ¿Tienen otra meta?

PN: Nosotros primero vamos a concretar la construcción de la cuadra de la panadería, la cual incluye un depósito de materia prima, dos baños y un vestuario. Con esto vamos a ampliar la elaboración y comercialización, nos va a permitir poder ampliar con otros talleres. Una vez que concretemos esto y desarrollemos bien todo lo comercial, como poner nuestros productos en diferentes locales de Giles, lo cual va a permitir aumentar la producción y los turnos de los chicos, en este momento nosotros solo trabajamos a la mañana, entonces podemos sumar un turno de tarde y quien te dice que más a delante no podamos tener, como la granja Andar, turnos durante las 24 horas del día. Esto da para mucho más y obviamente vamos a ampliar muchísimos proyectos.

IC: ¿Cuáles son los pasos que siguen después de haber juntado la cantidad de bolsas que necesitaban?

PN: El objetivo nosotros lo cumplimos el domingo, pero está desglosado, es decir, no es que nosotros juntamos el millón quinientos mil pesos. Está dividido en materiales acopiados en los corralones que la gente podía comprar en forma directa. Lo que tuvimos que hacer es desglosar por rubro, ver cuál fue la donación, cual fue en efectivo, que fue lo donado en cada domicilio, los camiones de tosca y arena que algunos vinieron desde Pilar, incluso después del domingo siguieron llegando donaciones.

La suma total hasta el día domingo fue de $1.537.300, posterior al cuatro se sumaron más donaciones y llegamos a $1.567.275. En corralones que es lo que ya está pago y están listos para usar, no solo en bolsas de cemento, hay en stock de $226.575, en stock en pinturerías tenemos $22.600, donaciones a pedir cuando la necesitemos que están en hogares de gente que lo ha comprado tenemos un valor de $203.675, dinero en efectivo ya resguardado en el banco $742.450, en mano de obra donada fue por un valor de $342.000. El día del evento se acercó la mano de obra para electricidad, plomería, colocación de cielo raso, para el portón corredizo de la entrada, de las rejas, etc. Sumando todas estas cosas es que llegamos al valor total de $1.537.300 el domingo del evento.

Lo que sigue ahora es formar los equipos de trabajo, esta semana se van a juntar las personas que van a dirigir la obra y de ahí se va a conformar el grupo de los electricistas, porque no es uno solo, los que van trabajar en plomería, etc., que van a estar dirigidos por los encargados de la obra, respetando los planos y todo lo que tiene que ver con la infraestructura para discapacidad. Ahora viene un trabajo fino, que lo vamos a ir documentando con fotos y videos para que todos lo puedan ir viendo cómo vamos utilizando poco a poco las donaciones para poder cumplir nuestro sueño.

IC: Muchos se preguntan si ADEA se va a mudar…

PN: No, no es así. Nos vamos a quedar en el espacio que tenemos, se van a hacer unas reformas para que los chicos estén más cómodos en los talleres que tienen a la tarde con los profes; lo único que se traslada va a ser toda la cuadra de la panadería.

Alejandra Biagini (AB): A mí me gustaría destacar el cariño que los profes les dan a los chicos, quizás el sueldo no es mucho, pero realmente son profesores que disfrutan y aman lo que hacen; los chicos los adoran y están muy cómodos con ellos.

IC: Seguramente deben tener mucha gente para agradecer, y acá lo pueden hacer…

AB: Nosotros queremos agradecer a todos los medios que se sumaron, porque se acercaron generosamente, destinaron su tiempo, nos acompañaron en la previa, durante y ahora; ahí se reflejó una comunidad unida en donde todos participaron felices, algunas personas que no pudieron asistir nos demostraron su apoyo y ayudaron con la campaña, por eso todos los que formamos parte de ADEA estamos muy agradecidos con todas las personas que fueron parte de este evento.

PN: En la primer reunión para este evento Gonzalo dijo “no es la campaña de la bolsa de cemento, estamos hablando de lo que está adentro de la institución, es la campaña de la sensibilidad, del trabajo en equipo, de lo que cada persona con discapacidad puede brindar” y hoy lo quiero recordar. Porque eso es la inclusión, cuando vos buscas la diferencia entre inclusión a integrar, está claro. Vos integras a alguien a cualquier grupo, pero vos podes estar integrado y no incluido, estar integrado es formar parte de algo. Los chicos nos están enseñando día a día lo que pueden hacer pero a su tiempo, les estas permitiendo que ellos aprendan un oficio, se integren y se incluyan. Todo lo que logramos con los chicos llevó cuatro años de aprendizaje, pero se logró gracias también a todo el apoyo del resto de los talleres y de los profes.

Yo también quiero agradecer al grupo que se conformó para trabajar, no estuvimos solos y eso es muy importante decirlo, se unieron los excombatientes, la Peña de Independiente, el Colegio Sagrada Familia y el Colegio N°1, Matías Valli que fue el que nos dio el empujoncito; también hay que agradecer a toda la gente que se sumó para trabajar en la cantina. Seguramente que de alguien nos olvidamos, pero le queremos agradecer inmensamente a la familia de los chicos que estuvieron presentes, a los chicos que también estuvieron ahí sabiendo lo que significaba la campaña, a la gente y a los artistas que todos fueron gratis.

Comentarios facebook