Ledda Castello: “El tratamiento del asma controla los síntomas y mejora la calidad de vida”

Dra. Ledda Castello.

El asma es una de las enfermedades más prevalentes en el mundo y se estima que un 10% de la población mundial la padece. Actualmente hay 235 millones de personas en el mundo que padecen la enfermedad según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y en la Argentina se estima que el 6% de la población convive con la enfermedad.

Al conocer esta estadísticas todos podemos afirmar que conocemos a alguna persona con asma. Si bien existe fácil acceso a la información, muchas veces se difunden informaciones que no son correctas. O por lo menos que la ciencia no avala.

Para conocer más sobre esta afección, el equipo de Infociudad entrevistó a la Dra. Ledda Castello. La especialista en Neumonología, brindó detalles de la enfermedad, dio ejemplos concretos y se animó a derribar los mitos que suelen escucharse.

Infociudad (IC): ¿Cómo podemos definir el asma?

Ledda Castello (LC): El asma es una enfermedad crónica inflamatoria de la vía aérea respiratoria. Lo que se inflama son los conductos más pequeños de los pulmones, como le digo a los pacientes, los bronquios son como las cañerías que llevan el aire hasta la parte más chiquitita que se encargan del intercambio gaseoso, esos son los alvéolos. Entonces el bronquio tiene en forma crónica una inflamación, que hace que la luz del bronquio esté disminuida. Lo pongo en un ejemplo: si yo tengo una ventana totalmente abierta el aire fluye libremente, pero si la ventana se va cerrando, y queda un pequeño espacio, el aire va a entrar con dificultad y va a hacer ruido. El paciente lo que te cuenta es que le falta el aire, silbido de pecho, tos crónica, da sensación de opresión en el pecho, o muchas veces, cuentan que tiene cuadros bronquiales repetidos, como si tuviera varias bronquitis en el año. No todos los asmáticos lo son desde chicos, eso es un gran mito, hay asmáticos que se detectan en edad adulta y además hay distintos tipos de asmas, por ejemplo, el que está relacionado con lo ocupacional.

IC: ¿Es una enfermedad que tiene base genética?

LC: Eso es otro mito, no todo es genético, obviamente que si vos tenes antecedentes familiares algo de herencia podes sufrir, pero no quiere decir que vayas a desarrollar si o si un asma.

IC: ¿Hay una cura definitiva para el asma?

LC: No, el asma se controla, se hace un tratamiento dirigido sobre todo a desinflamar los bronquios. Hay asmáticos muy leves que quizás tienen una crisis una vez al año, en cambio hay asmáticos crónicos que tienen que estar polimedicados. El tratamiento controla los síntomas y mejora la calidad de vida, por eso el paciente asmático tiene que hacer vida normal, de hecho, se recomiendan todo tipo de actividad física.

IC: ¿Hay alguna actividad específica para recomendar al asmático?

LC: Lo recomendado es la actividad física en general. Uno de los mitos era que la natación era la mejor actividad física, el tema es que no siempre hay pileta, sobre todo en invierno, por eso lo más importante es hacer actividad física, cualquiera. El asma muchas veces se relaciona con otra patología de las vías aéreas altas que son las rinitis, lo cual es importante tratar porque si hay rinitis el aire entra por boca y no se filtra, humedece, ni se entibia al saltear la nariz, al no cumplir con estas tres condiciones el aire llega frio a los bronquios y eso también genera broncoespasmo, por lo cual en invierno es muy importante el horario para hacer ejercicio.

IC: ¿Tiene importancia el lugar donde reside un asmático?

LC: Los asmáticos son altamente ubicuos, aparecen en todos lados. Giles tiene exposición a polvos, por ejemplo, en época de cosecha donde hay una gran exposición al polvillo, pero no todos los que viven en esa zona desarrollan asma, lo mismo pasa en Buenos Aires, no todos los que viven en Capital Federal son asmáticos. El asma es una patología multifactorial.

En Córdoba, San Luis, se dice que el clima seco hace que no haya asmáticos, pero no es así, hay en todos lados. Pero al ser algo multifactorial, muchas veces el clima seco ayuda a los asmáticos.

IC: ¿El asma puede ser una enfermedad mortal?

LC: Hay una variante de asma que es casi fatal, pero es menos del 0,1% la probabilidad de padecerlo; son pacientes asmáticos que hacen empeoramientos muy rápidos, algunos se les dan hasta estando dormidos. Después los asmáticos muy severos y no controlados son riesgosos, porque ante un resfrío común te puede generar una crisis de asma que te lleve a terapia intensiva.

Como el asma es una enfermedad crónica, los pacientes se van acostumbrando a los síntomas, toleran mucho más la falta de aire, van perdiendo la sensibilidad y cuando los ausculto los pulmones son un concierto y tienen la capacidad pulmonar a la mitad, pero ellos se sienten bien. A veces pasa al revés, son pacientes muy sensibles a la falta de aire, vienen tan agitados que no pueden hablar y cuando son evaluados son casos muy leves y la capacidad pulmonar esta conservada, pero todo esto tiene que ver con la sensibilidad al síntoma.

IC: Cuando uno se encuentra con una persona con un ataque de asma ¿Cuáles son las recomendaciones a seguir?

LC: Siempre al asmático se le dan las recomendaciones para cuando tenga una crisis. Lo primero que tienen que hacer los asmáticos es saber que tienen que llevar siempre un salbutamol, que es el broncodilatador más común. Alguien que acompañe a un asmático, y que tenga una crisis, debe tranquilizarlo, porque los nervios es lo peor que le puede pasar a un paciente asmático. Si los síntomas persiguen luego de los tratamientos con el salbutamol, la persona debe dirigirse a un centro de salud.

IC: ¿Cómo es el combo fumador-asmático?

LC: Muy mala combinación, todas las sustancias del cigarrillo son tóxicos y cancerígenos. El tabaco con esos tóxicos lo que hace a nivel de los bronquios es también una inflación crónica sobre la ya generada por el asma, y también influye sobre los mecanismos de defensa de los bronquios, todo esto es una combinación nefasta.

 

Comentarios facebook