San Andrés de Giles, entre las ciudades con peores índices de transparencia

Según un informe realizado por la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), el nivel de transparencia del municipio de San Andrés de Giles es bajo o regular. Para llegar a esta conclusión, los miembros de la asociación se basaron en la legislación de transparencia, que exige publicar los datos financieros del distrito.

Desde la ASAP, organizaron a los municipios de la provincia en cuatro escalafones según su nivel de transparencia. El nivel más alto, solo está integrado por diez partidos: Carlos Tejedor, Chivilcoy, General Pinto, La Matanza, Rauch, Saavedra, San Cayetano, Tandil, Tres Arroyos, Tres de Febrero y Balcarce.

Los municipios que tienen un cumplimiento medio, fueron ubicados un escalón más bajo. Allí se encuentran ciudades como Mercedes, Suipacha y Navarro. El tercer pelotón, está integrado por partidos que han tenido una transparencia baja o regular: es el caso de San Andrés de Giles, San Antonio de Areco, Carmen de Areco, Exaltación de la Cruz y Luján. En el último peldaño, se ubican las ciudades que no cumplen con la legislación. En total, son 32 los distritos agrupados en esta categoría.

No es la primera vez que la ASAP indica que Giles tiene problemas de transparencia. En los informes de los últimos tres años ha señalado que nuestra ciudad no está publicando correctamente los datos financieros.

En la misma línea, en noviembre del año pasado, Infociudad analizó más de cinco mil decretos municipales, y detectó que éstos eran publicados con siete meses de atraso. Hoy en día, el panorama no es muy distinto. Los últimos decretos publicados en el Boletín Oficial virtual fueron subidos en febrero y corresponden al mes de diciembre. No hay información sobre lo que hizo el municipio en 2021.

Se trata de un problema que se ha manifestado continuamente en la gestión Puglelli. A lo largo de los últimos casi ocho años, los vecinos han tenido serios problemas para acceder a la información pública y conocer el destino tanto de sus impuestos, como de sus tasas municipales. Teniendo en cuenta lo que ha pasado anteriormente, nada parece indicar que los informes de transparencia alienten algún cambio en la política de comunicación municipal.

 

Comentarios facebook