Romero adelantó que llegarán más vacunas

Ayer Argentina superó los 20.000 casos diarios, número record desde el inicio de la pandemia. La segunda ola ya es un hecho y hay un aumento sostenido de casos. Nuestra ciudad también está atravesando un aumento de contagios con más de 50 casos activos en este momento.

En diálogo con Infociudad, el Secretario de Salud local Fernando Romero habló sobre la vacunación, la suba de casos, las posibles restricciones y su mirada sobre el regreso a clases presenciales.

Campaña de vacunación

Esta semana se recibieron 900 vacunas de Sinopharm destinada a mayores de 70 años. Romero confirmó que vecinos de 68 y 69 años también recibieron su turno y serán inmunizados en estos días en el CIC.

Sobre el grupo de 50 vecinos que en marzo se quedó sin vacunar por  falta de dosis en el Hospital San Andrés, explicó que se hizo el reclamo correspondiente y aclaró: “el turnero no lo manejamos nosotros, por lo que nos dicen la semana próxima vamos a poder vacunar a esa gente, el problema se va a solucionar”.

Dijo que no se sabe aún con qué vacuna serán inoculados pero que se queden tranquilos porque “están en un listado aparte”.  Detalló que “ellos van a encontrar que se encuentran con el turno pendiente o cancelado, porque el sistema los tiene que volver a cargar, pero no se preocupen por eso, las gestiones están hechas, solo hay que esperar que lleguen más vacunas”.

Además adelantó que “la llegada de vacunas será más fluida, van a llegar al CIC y al Hospital para tratar de ir vacunando la mayor cantidad de gente posible en el menor tiempo”. Aseguró que “la provincia está haciendo un trabajo excelente para adquirir las vacunas” y resaltó la importancia de repartirlas equitativamente entre los municipios considerando la escacez de vacunas que hay en el mundo. “Eso habla muy bien del trabajo que están haciendo”, concluyó.

Segunda ola

Consultado sobre el pico de casos que alcanzó Argentina en los últimos días, explicó  que a diferencia del año pasado ahora hay mucha gente circulando, lo que ocasiona que haya mayor posibilidad de contagio. “Los chicos que generalmente ocupaban las terapias pediátricas o sala de internación, el año pasado prácticamente no concurrieron al pediatra porque no había clases, no se juntaban entre ellos, no había trasmisión de virus respiratorios. Este año es distinto, hay clases, se empiezan a mover”, explicó.

Respecto a la responsabilidad que tienen los vecinos en el cuidado y la prevención, aseguró que “el respeto ciudadano no logramos llevarlo a cabo, cuando decíamos que esto nos podía convertir en mejores personas, la verdad que demostró que hay gente que le importa muy poco la vida de los demás, que no se preocupa por el prójimo”.

Clases presenciales

Consultado sobre la incidencia que tiene el regreso presencial a clases en la cantidad de positivos en nuestra ciudad, Romero confirmó que hay “alumnos positivos y también hubo docentes y auxiliares, pero todos los contagios se dieron fuera de la institución educativa”.

Además, explicó que el protocolo de las escuelas “establece pautas muy claras y si se cumplen todas las normas de seguridad esta comprobado, medido, que la incidencia de la positividad dentro del ámbito laboral educativo es menor al 0.7% lo que la hace una de las actividades mas seguras si se cumple el protocolo”.

Sin embargo, aclaró que el problema está en la falla del protocolo, en “docentes tomando café o mate entre ellos dentro de la sala de profesores, o por actividad social recreativa que se contagian y después terminan aislando 4 o 6 burbujas porque es lo que hay que hacer según protocolo”.

Fiestas clandestinas

Romero se mostró indignado y sostuvo que “generalmente son personas entre 25 y 40 años las que nosotros vemos que organizan fiestas clandestinas, que las hubo antes y las va a haber ahora por más restricciones que haya”.

“Si te enteras de una clandestina, denúncialo porque está en riesgo tu vida y la de tus seres queridos, no vengas el lunes a decir yo sabía que estaba la fiesta pero no hacen nada, no seas cómplice, lamentablemente es parte de la responsabilidad que tenemos, no es ser buchón, es no ser cómplice de un delito, porque esa gente que va a esas fiestas multitudinarias después esta con adultos mayores y lamentablemente la gente se muere y después los tenes llorando “

Nuevas restricciones

Respecto a las medidas que se están evaluando a nivel nacional y provincial para controlar el ascenso explosivo de casos, Romero explicó: “Mas allá de las restricciones que obviamente hay que tomar, creo que hay que proteger la economía, los comercios y adecuar las restricciones a cada realidad epidemiológica pero sobretodo si no tomamos conciencia como ciudadanos de que esto depende solamente del comportamiento de nosotros, vamos a estar muy mal”.

Comentarios facebook