La pandemia y los clubes de barrio: La situación de El Frontón

En el camino hacia una nueva normalidad, El Frontón pudo volver a la actividad, pero adaptándose a un riguroso protocolo sanitario.

En este sentido, Fernando Valli, quien se ocupa de la dirección deportiva del club junto a Walter Soria, explicó: “Tuvimos que modificar los horarios y los grupos. Normalmente un profesor trabajaba con 18 alumnos, y el protocolo actual habilita a que se trabaje con cuatro o cinco. Entonces tuvimos que duplicar los horarios y trabajar de lunes a sábado“. 

Esta reapertura permitió retomar el contacto con muchos alumnos. Es que si bien los profesores realizaron trabajos virtuales, la convocatoria había bajado drásticamente. “Si cuando empezamos en febrero teníamos un grupo de 20 chicos, en la etapa virtual teníamos un promedio de seis. Ahora, que reabrimos, estamos llegando de vuelta a los 20 chicos” detalló Soria.

De esta manera, volvieron las actividades del tenis individual. En cuanto al fútbol y el hockey, no se está realizando el deporte en sí, sino prácticas individuales relacionadas a estos, manteniendo el distanciamiento adecuado.

Los jóvenes retomaron el ejercicio, pero respetando el distanciamiento social

Algún otro tipo de actividad también se podría llegar a hacer, obviamente en la medida que nos autoricen. Por ejemplo, un trabajo de dos o tres chicos, con mucho distanciamiento social, se puede llevar a cabo. Estamos en un lugar abierto y hay seis hectáreas para hacerlo, no estamos en un lugar reducido. De a poquito, ese tipo de cosas sería importante ir incorporandolas” sostuvo Valli.

Y extendió esta idea a las actividades de verano: “Estamos esperando a tener algún tipo de respuesta del secretario de deportes municipal o del intendente, para ver cómo podemos avanzar. Porque más allá de las actividades deportivas, El Frontón es un club social. Y actualmente no está habilitado socialmente el club, está habilitado como un lugar para hacer actividad deportiva, recreativa e individual. Tenemos una pileta nueva y la intención es inaugurarla este año. Ojalá con el correr de los días podamos tener algún tipo de dato que nos faciliten como para avanzar en la planificación del verano“. 

La economía en tiempos de pandemia

La recesión que trajo aparejada la crisis sanitaria, afectó fuertemente a los clubes de barrio. Al respecto, Fernando Valli comentó: “Debemos felicitar a la dirigencia, porque ha hecho un esfuerzo enorme. En un año en el cual bajó la recaudación, la comisión directiva igualmente asumió los compromisos que tuvo durante el año“.

Walter Soria, por su parte, declara: “La recaudación bajó en los mismos niveles que la asistencia. Estuvo por debajo del 30% de lo que se recaudaba en el mes de febrero, y no sé si vamos a volver a esos porcentajes“. Pese a esta situación agregó que “hubo una masa societaria que siguió haciendo los aportes a pesar de que no había actividades presenciales“.

Las obras

Aparte de la construcción de la nueva pileta, el club ha estado trabajando sobre la infraestructura del predio. De esta manera fue que edificó un salón de usos múltiples, junto a la instalación de una plaza saludable que cuenta con aparatos de gimnasia al aire libre. A esto se le agregó la construcción de una senda aeróbica, para que los socios puedan hacer caminatas.

Las canchas están siendo trabajadas a diario, bajo la supervisión de Walter Aciar

La cancha de fútbol principal también fue mejorada. La falta de competencia se aprovechó para mejorar el césped, trabajando bajo las órdenes de Walter Aciar, canchero que ha trabajado en los terrenos de juego de clubes como Argentinos Junios, Chacarita, Racing y Banfield.

También se hicieron trabajos en las canchas de tenis y hockey, en la iluminación del predio y en el quincho.

Ahora sólo resta esperar a que vuelva la normalidad para que los socios puedan disfrutar de las innovaciones del club.

Comentarios facebook