Un concejal gilense peronista era afiliado al radicalismo, ayer la UCR lo expulsó

La Unión Cívica Radical planea realizar sus elecciones partidarias en octubre próximo. Para ello sus autoridades decidieron hacer una “limpieza” de su padrón, principalmente para eliminar a aquellos afiliados que integraron listas opositoras en las elecciones del 2019.

La decisión se tomó desde la “Mesa Ejecutiva de la Unión Cívica Radical de la Provincia”. Allí, se resolvió “hacer efectiva la aplicación del artículo 10 de la Carta Orgánica (del partido)”. Aplicada a los “afiliados que integraron listas de candidatos en otras fuerzas políticas”. Dicho artículo prevé que este tipo de situaciones, podrán ser motivo de desafiliación.

A través de la Resolución 1/2020, el Comité bonaerense, decidió “Aprobar el listado de los afiliados (…) que no acompañaron a la fórmula presidencial de Juntos por el Cambio en las PASO celebradas en el año 2019”. Dicha lista incluye a unos 700 radicales que fueron candidatos para otros frentes en la provincia.

De nuestra ciudad tres vecinos recibieron la tarjeta roja por parte del partido centenario aunque uno se destaca: el concejal del Frente de Todos, Daniel Mariño, estaba en las filas del radicalismo. También aparecen las gilenses Ana Alfaro (FIT) y Gabriela Benitez (FIT).

Según pudo averiguar Infociudad, Mariño se afilió en el 2010 a la UCR para apoyar con su voto a una lista local. Sin embargo, cuando empezó a militar en el peronismo mandó la carta de desafialiación que evidentemente nunca fue tenida en cuenta desde la administración del partido alfonsinista.

El concejal local es uno de los expulsados junto a otros dirigentes de la provincia que actualmente están en funciones dentro del Gobierno Nacional y Provincial. La UCR quiere una elección sin “intrusos” y así parece que será.

Comentarios facebook