La cuarentena de los futbolistas gilenses

El fin de la reclusión es incierto, como también la vuelta de los entrenamientos deportivos. Esto hace que los futbolistas tengan que hacer ejercicio físico en sus hogares, en forma mucho más limitada que cuando entrenan con sus equipos. Las consecuencias ya se han visto en la vuelta de la Bundesliga: se lesionaron 12 alemanes en 9 partidos.

Al respecto, Jonathan “el topo” Duche, vecino que juega en Luján, equipo de la Primera C, declara: “Imaginate, si les pasó a los alemanes que tienen espacio y equipamiento, a nosotros nos puede pasar 20 veces más“. Además agrega: “Yo tengo la suerte de tener lugar para correr y hacer actividad física. Viendo que hay compañeros que están encerrados en sus departamentos, yo estoy bárbaro“.

En el mismo sentido, Jonathan Pacheco, ex San Lorenzo y actual jugador de Independiente de Chivilcoy, del Torneo Federal B, explicó: “Estoy entrenando en un espacio de 5×3 en canchas en las que tenes recorridos de 70 metros. Y no puedo hacer ningún trabajo con pelota, ni de velocidad“. 

El regreso a la “normalidad”, todavía parece quedar lejos. Duche afirma: “Ahora se terminan los contratos, estamos analizando propuestas y viendo que sigue. Pero de arrancar, se dice que en septiembre posiblemente“. Pacheco, por su parte, detalla: “Está complicado volver a entrenar en grupo porque Chivilcoy, que había pasado a fase 5, volvió todo para atrás. Ojalá acá podamos salir a correr, siempre y cuando no se tome ningún riesgo“.

Ayer, en América TV, el ministro de salud Ginés González García, dijo en relación a la vuelta de los entrenamientos: Confío en que sea cuanto antes y voy a luchar para eso. Hasta nos vendría bien para sacar un poquito las tensiones que estamos viviendo. Pero no queremos que nos pase lo de Brasil, que empezaron y se armó un lío terrible. Tenemos que ser responsables como fuimos desde el principio. Pienso que agosto puede ser el mes, pero no me hagas decir algo que no puedo saber“.

Además, explicó: “No sería demasiado problema que se entrenen los jugadores de los clubes de elite: van en su auto, cambiados desde sus casas, no usan el vestuario… Tengo hecho el protocolo, pero el 75% de los jugadores vive en el AMBA. La mayoría de los jugadores no podrían cumplir con los cuidados y habría muchas posibilidades de contagios“. 

Comentarios facebook