Coronavirus: La situación de los turistas gilenses

La crisis sanitaria hizo que cientos de miles de turistas hayan quedado varados alrededor del globo terráqueo. Entre los viajeros que tuvieron este tipo de problema, se cuentan más de 10 mil argentinos, número que ha ido disminuyendo debido a las repatriaciones ejecutadas por Aerolíneas Argentinas.

Guillermo Fernandez, de la agencia de viajes “80 Mundos”, detalló cómo fue el trabajo durante la pandemia: “Hubo una primera etapa, que fue cuando se desató la pandemia a mediados de marzo. Comenzaron a cerrarse fronteras y a suspenderse las conexiones aéreas entre los países. En ese momento, lo más urgente para nosotros fue repatriar rápidamente a los pasajeros que estaban en el extranjero para que no quedaran varados. Por suerte actuamos rápido y pudimos hacerlo sin perjuicio para la salud de ninguno de ellos.

El turismo nacional también se vio golpeado por el coronavirus. Constituye el 80% del gasto turístico argentino. Cuenta Fernández: “Tuvimos que gestionar el regreso de los turistas a Giles para que todos pudieran iniciar sus cuarentenas en sus respectivos hogares. Luego debimos afrontar la siguiente etapa, que fue la de cancelar todos los viajes contratados para los próximos meses. Y ese es nuestro trabajo actualmente: tratar de gestionar la mejor solución para cada caso particular. Hay clientes que decidieron postergar sus viajes, otros que solicitaron el reintegro de lo abonado y otros que no saben todavía qué hacer porque la incertidumbre es muy grande”. En el caso de esta agencia de viajes, los clientes afectados se cuentan por decenas.

A pesar de que los vuelos teóricamente se reanudarían a partir de septiembre, el agente de viajes aclara: “La realidad es que todo depende de cómo evolucione la pandemia. Lo que nosotros estamos aconsejando es esperar”.

Y sumado a los problemas internacionales, también toma relevancia la crisis económica argentina, tal como comenta Guillermo: “La suba del dólar afecta porque encarece todos los servicios internacionales, pero hasta tanto no se retome una cierta normalidad será difícil evaluar el impacto. Lo más grave del aumento del dólar es la presión que ejerce sobre la inflación, lo que nos afecta a todos”.

Algunos días atrás, la Organización Mundial del Turismo, especificó que el turismo mundial podría caer en un 80% anual. Esto, que representa un duro golpe para todos los países del mundo, impacta con mayor fuerza en nuestra débil economía. Por ahora sólo nos toca esperar a que el escenario internacional se normalice para que los viajeros puedan volver a pasar por los aeropuertos y terminales.

Comentarios facebook