Coronavirus: inquilinos en problemas

Por Sofía Stupiello


En el marco del aislamiento preventivo y obligatorio decretado por el presidente  para frenar el contagio del Coronavirus, son muchos los argentinos que se quedaron en sus casas sin poder generar ingresos y sostener su economía. Gran parte de esta población alquilan sus viviendas y su mayor preocupación es no poder pagar el alquiler y quedar en la calle.

Ayer el presidente Alberto Fernández anunció que mandará un proyecto de ley para congelar los alquileres y las cuotas de los créditos hipotecarios e impedir desalojos. Esta decisión forma parte de un paquete de medidas del gobierno para tratar de amortiguar el impacto económico que genera el aislamiento.  Confirmó que está dialogando con Sergio Massa, titular de la Cámara de Diputados, para avanzar en estos días con la iniciativa que busca congelar las cuotas de los alquileres por 180 días.

Desde Infociudad hablamos con Maximiliano Vittar, referente de la Federación de Inquilinos Nacional, que agrupa a distintas organizaciones de inquilinos, para conocer los problemas y demandas de este sector.  “Hay dos situaciones preocupantes y graves. En primer lugar, hoy gran parte de la población que alquila no está generando los ingresos que generaba antes producto de este parate económico, por eso, están preocupados porque no saben cómo pagar el alquiler los primeros días de abril”.

La otra situación, explica Vittar, es que hay muchos inquilinos que en marzo se les vence el contrato. “A algunos el dueño les ha dicho que no les van a alquilar más, en cambio a otros que si les alquilan pero que el próximo contrato es con un aumento entre el 50% y  el 100% más de lo que ya venían pagando”, detalló, y agregó que muchos inquilinos quieren irse a otro lugar y no pueden porque no tienen la posibilidad de salir a buscar otra vivienda por la cuarentena.

No hay muchas opciones. Quedarse en casa es lo único que nos garantiza la vida en este momento. Es por eso que la Federación exige que se suspenda el pago de alquileres de viviendas, locales y oficinas durante la crisis, que se extiendan los contratos de alquiler, se suspendan los desalojos y que se congele el precio de los alquileres.

En referencia a estas medidas, Vittar afirma “planteamos la necesidad de que se suspendan los desalojos en viviendas, hoteles familiares y pensiones de estudiantes porque, obviamente que genera una gran preocupación para muchos inquilinos, porque quedar en la calle es peligroso a nivel sanitario, por eso nosotros también estamos diciendo que es imposible hablar de una cuarentena si no se garantiza un techo”.

Comentarios facebook