Fiebre de sábado por la noche: roban varios domicilios céntricos

Sábado 20 horas. La ciudad tiene movimiento. Algunos salen de sus trabajos; otros comienzan a trasladarse para ver la definición del campeonato argentino de fútbol en alguna confitería; más de uno, seguro, ya se encontraba con el fuego prendido. Esta sinergia de un horario clave escondía algo: el golpe de una banda delictiva en pleno casco urbano. 

San Andrés de Giles fue escenario de un raid perfectamente organizado y ejecutado. Al menos cuatro domicilios -esas son las denuncias que ingresaron- fueron asaltados cuándo sus moradores se ausentaban. En tiempo récord y ante los ojos de todos, una banda dio un certero golpe aprovechando la pasividad gilense.

Según pudo averiguar Infociudad, el primer hecho se registró en calle Moreno entre Av. España y Lavalle, luego se dirigieron a calle Moreno entre Lavalle e Italia, robaron en uno de Mitre casi Av. España, para culminar en una vivienda de la intersección de las calles 9 de julio y Saavedra. Sin utilizar la violencia física ante otras personas, los bandidos lograron cumplir sus objetivos.

Los datos aportados por la Policía local indican que de los distintos domicilios se llevaron televisores (serían seis en total), dinero en efectivo (incluso dólares), joyas y otros objetos de valor. También, algunos damnificados comentaron que robaron hasta un equipo de pesca y otras curiosas cosas.

El modus operandis fue siempre el mismo: verificar que la casa esté sin habitantes e ingresar forzando cerraduras de puertas y ventanas. En algunos casos saltaron rejas y tapiales. En pocos minutos, los malechores llevaron a cabo un plan que, claramente, no es de improvisados.

La Policía informó que en esas dos horas de robos -se sospecha que fueron de 20 a 22 horas- varios hechos acontecieron en Giles. Desde un paciente con problemas psiquiátricos que se “atrincheró” en un consultorio hasta disturbios en una institución céntrica. Esto provocó que algunos móviles tuvieran que dirigirse a esos sitios.

Desde el Centro de Monitorio no pudieron alertar esa situación particular. Es decir, uno o dos autos (se está investigando) cargando televisores y otros objetos en distintos domicilios.

La Comisaría comunal ya se encuentra analizando cámaras públicas y privadas, a su vez, también trabajó en Giles la Policía Científica para tratar de aportar a la investigación. Un dato que llamó la atención en las primeras horas de análisis fue la presencia de diferentes vehículos que no eran de nuestra ciudad por esas zonas. El caso, parece recién comenzar.

Comentarios facebook