Antenas en pleno centro y sin control

Las antenas del centro de la ciudad.

“No hay menos de 15 antenas y cada vez son más” cuenta un especialista sobre la materia a Infociudad en relación a la torre de Telefónica S.A. En el centro cívico una súper estructura metálica contempla el funcionamiento de la ciudad. Un gigante, que parece difícil de bajar.

La problemática no es nueva, los vecinos de la zona, quienes son los más preocupados, han mostrado su malestar una y otra vez. Tanto la Municipalidad como el Honorable Concejo Deliberante está al tanto de una situación que hoy parece estar fuera de control.

En los últimos años, la cantidad de antenas sobre la torre mencionada ha ido creciendo a pesar de las ordenanzas que impiden la colación de nuevas. La norma N° 1132 le dio el marco legal al tema en 2006, aunque casi una década después fue actualizada por la N° 1847.

La normativa es clara. La colocación de las nuevas antenas incumplen los artículos 5° y 7° que prohíben expresamente la colocación de éstas en áreas específicas del casco urbano. Sin embargo, nadie controló, imposibilitó o sancionó la conducta indebida.

El año pasado el HCD aprobó un proyecto en el que se le exigía al Municipio intimar a Telefónica S.A. para que desmantele las antenas. A pesar de ello, ninguna se movió del lugar. De hecho, fuentes de la legislatura local destacaron que la torre ni siquiera está registrada y que las nuevas antenas nunca solicitaron el permiso de instalación.

Una torre que nadie parece ver

Telefónica S.A. tiene la estructura en el edificio que posee sobre calle San Martín entre Moreno y Sarmiento. En 2011, el Municipio firmó un comodato con la empresa para utilizar las instalaciones donde hoy funciona la Ayudantía Fiscal, sin embargo, el patio sigue bajo el control de compañía internacional.

El especialista consultado por este medio, tras observar la antena, concluyó que las allí colocadas son enlaces de microondas y paneles de telefonía celular. Estos últimos, en su mayoría serían de Movistar.

“En el caso de la telefonía celular la renovación de paneles es constante. A medida que avanza la tecnología se necesitan nuevos para darle señal a los equipos, algunos pueden convivir y otros no” reflexiona el vecino consultado.

¿Qué tipo de radiación emiten las antenas de telefonía celular?

Las antenas emiten radiaciones no ionizantes (RNI). Esto significa que la energía de esa radiación no alcanza a romper las ligaduras de un átomo. En nuestro país sus niveles de emisión deben estar por debajo de los límites establecidos por la Resolución 202/95 del Ministerio de Salud y Asistencia Social de la Nación (en la actualidad Secretaría). Normalmente los niveles medidos en instalaciones activas son del orden de 10 a 100 veces menores que esos límites según datos de la Defensoría del Pueblo.

Las radiaciones y la salud

Numerosos estudios científicos demuestran que la exposición de los seres vivos a las radiaciones no ionizantes puede ser nociva, particularmente si se prolonga a lo largo del tiempo. Como referencia, en 2011 la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) -un departamento de la Organización Mundial de Salud (OMS)- declaró a los campos electromagnéticos de radiofrecuencia como un Carcinógeno Clase B, es decir, un “posible agente causante de cáncer”.

Se ha comprobado que la exposición a radiaciones no ionizantes de bajo nivel origina sobre los seres vivos determinados efectos biológicos. En ese caso, estas radiaciones pueden causar en algunas personas diversos malestares (dolor de cabeza, mareos, insomnio, etcétera) pero no suelen provocar por sí mismas enfermedades, según datos brindados por la propia OMS en contraposición con la IARC. No obstante, en personas vulnerables como los niños, ancianos o aquellas cuyos niveles de defensa orgánica se encuentren disminuidos, aumenta el riesgo de contraerlas.

El problema de desconocer

La situación local es preocupante porque se desconoce que tipos de antenas están colocadas en la torre. Es decir, al no haber información fidedigna de lo que se ha instalado en el último tiempo, es imposible afirmar que esas no son nocivas. De hecho, tampoco es oficial que estas antenas sean de celulares -de menor radiación-.

En la ordenanza N° 1132 que regula las antenas, se estableció que el Municipio debería estudiar la posibilidad de realizar un “Mapa de radiación ambiental” para medir el impacto de estas en nuestra ciudad. Ese estudio no se llevó a cabo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios facebook