¡Era en rombo Palacio!

“Rotonda es un concepto que se emplea para nombrar a diferentes construcciones y estructuras de forma circular. El uso más frecuente se asocia con la construcción vial que permite el cruce de distintos caminos, reduciendo el peligro de que se produzcan accidentes” defina la Agencia Nacional de Tránsito.

En Giles una nueva rotonda ya se puede apreciar en el ingreso a la ciudad. La necesaria obra, que fue pedida en el HCD por el bloque Cambiemos, se construyó en el cruce de la Av. Cámpora y Malvinas Argentinas. Allí, el tránsito era bastante desordenado por la amplitud de la cinta asfáltica.

La pequeña rotonda que todavía está en construcción -tendrá un monolito en el centro- es parte de la nueva escena. Los vecinos ya se adaptaron a ella y, sin dudas, transformó al punto en cuestión en un sitio más seguro para quienes por allí transiten.

Sin embargo, la realización de la rotonda trajo aparejada una situación insólita. El gobierno Municipal colocó la señalética de forma errónea. Pero no una ¡Sino cuatro veces! Increíble.

La señalización de una rotonda en las normas de tránsito figura dentro del grupo de las “preventivas”. Estas avisan sobre un peligro ubicado más adelante, de modo que se tenga tiempo de reaccionar según la naturaleza del mismo; y por ley, deben tener forma de rombo, con fondo amarillo y señales o letras negras. 

Los carteles mal colocados.

La norma es clara, aunque en nuestra ciudad parece que no se interpretó como tal. Los cuatro carteles que señalan la rotonda fueron colocados como si estos fueran un ¡cuadrado! Increíblemente, este error es parte del paisaje hace más de un mes.

Las señales cuadradas son las informativas y deben tener fondo de color celeste. Estas indican lugares de interés y en algunos casos, según la información a suministrar, pueden ser rectangulares.

La de Palacio, en el mundial 2014, era por abajo; esta era en rombo. La municipalidad deberá ahora corregir el error.

Comentarios facebook