¿Sí se puede?

Juntos por el Cambio se enfrenta al mayor reto político desde que gobierna en la Nación y Provincia. El espacio de Mauricio Macri necesita descontar una buena cantidad de votos para alcanzar el balotaje y ganar por un voto, al menos, con Vidal. Una misión tan compleja como la que tiene Lacanette para vencer a Puglelli en el plano local.

Eugenio necesita como mínima retener todos los votos del espacio amarillo. Si bien todavía no hay señales de una unión lograda o trabajo en conjunto, el constructor debe apuntar a firmar la paz con Mónica Naser, quien en la PASO logró alrededor de 1.500 votos.

La buena para Lacanette es que tanto Macri como Vidal no pierden de forma contundente con Fernández y Kicillof en Giles, la elección fue más pareja. De esta manera, su misión será fidelizar los votos del “Sí se puede” para mejorar la performance de agosto pasado.

Si bien todos juegan para ganar y llegar al sillón de la calle Moreno, para el constructor cambiar la ecuación del HCD y Consejo Escolar sería una buena elección. Ganaría protagonismo legislativo el espacio, y en lo que refiere a lo personal todavía le quedan dos años de mandato como concejal.

Más sobre las elecciones en Giles:

Consenso por el concejal

El equipo de Alberto y Cristina

 

Comentarios facebook