Áristos, la multipremiada escuela de danza gilense

La profe con algunas de sus alumnas.

La Escuela de Danzas Áristos tuvo su debut soñado en el Concurso Interbaries. El talento local deslumbró al jurado del evento avalado por la Confederación Interamericana de Danza. Un gran paso para la cultura local.

Áristos es una institución artística dirigida por la profesora María Rosa Díaz Piscitello, oriunda de la provincia de San Juan, pero radicada en Giles desde hace larga data. Ella es una importante impulsora de la danza contemporánea en la región.

María Rosa tomó la decisión de participar con toda la escuela en el destacado concurso, sin importar niveles ni rendimiento individual. “Nuestra idea fue dar lo mejor. Decir, somos de San Andrés de Giles y esto es lo que sabemos hacer. Porque nosotros no nos vamos a creer los mejores, un concurso evalúa el aquí y el ahora” destacó la profesora a Infociudad.

Esta iniciativa cambió el día a día de la escuela. La profe con sus alumnas entendieron que participar de un evento de estas características necesitaba duplicar los esfuerzos. Y así fue. “Fueron tres semanas muy intensas. Toda la institución fue de lunes a viernes a los ensayos y las clases técnicas. Fue un gran esfuerzo de ellos y de las familias” agregó María Rosa.

El resultado fue magnífico. Amanda Bagnasco, Bianca Taramasco y Pilar Botana consiguieron subirse al escalón más alto del podio en cada una de sus categorías. Mientras que las coreografías “Peterpanenado” y “Mujeres” ganaron en sus respectivas competencias.

Además de los buenos resultados individuales y grupales; María Rosa Díaz Piscitello
logró un premio especial por “Mujeres” destacándose su trabajo como Coreografía Revelación, Propuesta e Interpretación.

Más allá de los logros, las felicitaciones y los flashes de las victorias, la docente maneja los tiempos con gran criterio y humildad: “Un premio es ese instante, pero también es un estímulo para decir ´vamos que se puede´. Un premio te compromete a hacer las cosas mejor. Estuvo bien participar, pero no nos subimos arriba de nada. Nosotros seguimos capacitándonos y estudiando para seguir creciendo”.

Mujeres, la revelación

La puesta en escena de “Mujeres” fue alabada por el jurado. Gilenses de todas las edades llevan a cabo una coreografía que moviliza. Los sentidos están en su máxima expresión.

“Es una variación muy fuerte. Donde se tocan muchas emociones y lugares, donde justamente las siete mujeres que la interpretamos pusimos cada una nuestra expresión, el cuerpo y el sentimiento para que se pueda formar lo que se verá en escena” destacó Ale Deminicis, una de las bailarinas de Áristos.

La idea de la escuela es mostrar Mujeres en algún evento especial. Más allá de la presentación de fin de año en el Centro de Cultura, su directora tiene la intención de llevar esta obra a un escenario donde la relación con el público sea más íntima.

La formación del arte y la danza

“El arte es terapéutico por sí mismo, pero cuando está acompañado de estudio y de formación se vuelve más terapéutico. Porque uno no toca de oído, lo hace de verdad” comenzó diciendo Piscitello en la entrevista.

El secreto de los buenos resultados es una combinación entre pasión, esfuerzo, dedicación y educación. En Áristos es tan importante entender el porqué del movimiento, como el movimiento en sí. Nada está librado al azar.

De hecho, la docente cuenta que en la escuela estudian la historia de la danza y el impacto de esta en las sociedades. Bailar con formación, es bailar.

 

Comentarios facebook