La Comisión de Patrimonio no se opone a sacar los antiguos puentes

DCIM100MEDIADJI_0725.JPG

Esta mañana la Comisión Municipal Asesora de Patrimonio Cultural envió un comunicado a los medios de comunicación sobre la situación del puente de la intersección del Arroyo Giles con las calles Illia y Sarmiento.

Este año, la Municipalidad confirmó la construcción de un nuevo puente de doble mano en ese sector específico. Esta obra permitirá un mejor y más seguro paso de vecinos en una zona que se pobló notablemente en este último tiempo.

El informe que presentó hoy la comisión, integrada por vecinos, destaca que el estudio se inició en el análisis de la ordenanza 1809 del año 2014 en la que se comienza a tratar el tema luego de producirse inundaciones en la zona y la ordenanza 1944 del año 2016.

La decisión de remover los puentes por parte del Poder Ejecutivo, aceptada por el Honorable Concejo Deliberante, para la comisión es acertada. Esta última afirmación está basada en varios fundamentos.

“No habiéndose realizado en todos estos años ningún estudio alternativo al presentado por Hidráulica de Provincia de Buenos Aires que evite la remoción de los mismos, y que proponga otras soluciones, y estando ya el dinero asignado para la realización de la obra, toda determinación que ésta disponga hoy, es extemporánea” destaca el comunicado y agrega: “si bien entre las categorías de Patrimonio, el simbólico es uno de ellos entre los cuales se categorizarían los puentes, los miembros de esta Comisión sostienen que la seguridad de los pobladores es prioritario; que se debe velar por el cuidado en la transitabilidad de quienes viven y circulan en la zona hoy y quienes lo hagan en el futuro”.

Por último la comisión propuso seis puntos para seguir trabajando sobre esta temática:

  • La recuperación original de los márgenes del arroyo, durante tantos años relegado quitando la tierra que se ha ido amontonando tras la canalización del mismo.
  • El mantenimiento constante de la limpieza del mismo.
  • La puesta en valor de todo el cauce de agua y la protección de la flora y fauna del lugar para lo cual se solicitaría su ingreso al Registro de Patrimonio de la ciudad.
  • El control a las empresas para que las aguas allí vertidas tengan el tratamiento adecuado.
  • El corte de una parte de uno de los puentes para realizar una escultura que lo rememore.
  • La organización del tránsito vial y peatonal, iluminación y señalización correspondiente en todas las etapas del proceso de reemplazo de los puentes.
  • La realización de veredas en las calles aledañas.

 

Comentarios facebook