El desvío es una “pinturita”

Obreros trabajando en la calzada.

Llegar a fin de mes. Ese es el objetivo del Gobierno Nacional para el desvío de la Autovía 7. La obra quedaría inaugurada en los últimos días de junio, siendo el mismo presidente Mauricio Macri el que pisaría territorio gilense nuevamente.

La obra en cuestión tiene una extensión de 8 kilómetros, nace en el kilómetro 98 (a pocos metros del acceso a Cucullú) y se une a la traza original de la RN7 en el kilómetro 106. Este nuevo recorrido contará con tres distribuidores y un cruce de alto nivel sobre la RP 41.

En estos últimos días se realizaron intensos trabajos sobre la calzada: pintura, última capa, baranda de seguridad e iluminación. De hecho, es normal ver operarios hasta altas horas de la noche cada vez que se pasa por el “bypass”.

Vialidad Nacional planea tener finalizado a fin de año los 97 kilómetros de autovía que están en obra. Estos tramos comprenden Giles a Carmen de Areco y Chacabuco a Junín. Sin dudas, un importante avance en materia vial.

Comentarios facebook