Vecinos harán su aporte al estudio de impacto ambiental local

128
Imagen de internet.

El colectivo de vecinas y vecinos Ambiente Saludable San Andrés de Giles hará su aporte al estudio de impacto ambiental que llevará a cabo la Universidad Nacional de San Antonio de Areco (UNSADA) sobre nuestro territorio. La organización local cumplirá un rol fundamental: relevar las actividades agrícolas.

Esta historia comenzó en 2017, cuando el Honorable Concejo Deliberante aprobó la ordenanza N° 2020 para la realización de una evaluación de impacto ambiental en Giles. Recién este año, la gestión Puglelli, se acordó de la legislación y encargó el estudio a la UNSADA.

A raíz de esta noticia, los integrantes de Ambiente Saludable decidieron impulsar un relevamiento anónimo de las actividades rurales para aportar un dato concreto al estudio de la universidad. Sobre este tema el equipo de Infociudad charló con Miriam Coronel y Gonzalo Rodríguez, integrantes del colectivo que cuida nuestro ambiente.

Infociudad (IC): ¿De qué se trata este relevamiento que están llevando a cabo?

Miriam Coronel (MC): Estamos haciendo un relevamiento pensando en la situación propia de Giles, porque se está realizando un estudio de impacto ambiental, junto con la Universidad de San Antonio de Areco. La propuesta de la Universidad es hacer un relevamiento total de todas las actividades agrícolas y nos pareció que nuestro aporte como organización de vecinos y vecinas podía llegar a ser esta, obviamente la podemos realizar si todos colaboramos y aportamos nuestro granito de arena, porque no hay que relegar al Estado lo que nosotros mismos podemos realizar, en este caso con el simple hecho de la observación.

IC: La ordenanza 2047 obliga al Estado a realizar un estudio del impacto ambiental ¿En qué consiste ese trabajo?

Gonzalo Rodríguez (GR): En principio muchos de los estudios que hablan de glifosato, por ejemplo, o de otros agroquímicos y agrotóxicos, dicen que en la plaza de un pueblo hay más glifosato que en el campo, entonces conociendo esta información científica nos parecía muy importante relevar que pasaba en el agua, en la tierra, en el aire de Giles, porque muchas veces se piensa que el problema está en el campo pero no es así.

MC: En cuanto a la ordenanza, la misma plantea 100 metros de protección para las viviendas y cualquier micro emprendimiento agroecológico que haya en el partido, pero para que esos 100 metros se respeten el municipio propuso un registro, uno tiene que ir y decir donde vive, especificar el contrato de alquiler; nosotros nos acercamos a las autoridades del lugar y le dijimos que es un incentivo jurídico. La otra crítica que también hicimos es la cuestión de que deja desprotegidos a los trabajadores rurales, el trabajador rural no tiene contrato de alquiler, no tiene escritura, y si se va a registrar, seguramente va a entrar en conflicto con su empleador, con lo cual hay un montón de gente que vive en el campo y que si sus patrones fumigan se tiene que bancar la fumigación y no pueden hacer uso de este derecho.

IC: ¿Cuál es el resultado de esta ordenanza dentro de Giles?

GR: No tenemos mucho relevamiento hoy en día, ni siquiera se informa públicamente.

MC: Yo vivo en el campo, mi familia es uno de los casos en los que tiene registrada la casa y la producción, que tenemos vacas, cuando va a haber una fumigación de cualquiera de mis vecinos la agente fitosanitaria nos llama y nos avisan que van a fumigar, en ese caso se cumple, pero solo en los casos en que hay registro o alguna denuncia, pero nunca se puso en funcionamiento la App que hicieron los chicos de la Escuela Técnica y que el municipio y el intendente se sacaron unas lindas fotos diciendo que la iba a utilizar.

IC: ¿Este relevamiento viene a suplir la falta de conocimiento en cuanto a la contaminación?

GR: Estuvimos reunidos con el profesor de la Universidad de Areco y él nos contaba que este estudio de impacto ambiental lo piensan en tres años. En el primer año se haría este relevamiento, no sólo de actividades productivas vinculadas con la agronomía sino en general, es decir también en la ciudad, por ejemplo depósitos, silos.

MC: El estudio de impacto ambiental está pensado en una perspectiva social también, como la gente percibe o no que esta actividad agroindustrial afecta a la salud. Es claro y nosotros entendemos que una gran porción de los pobladores de Giles viven directa o indirectamente de esta actividad. Hay muchos municipios aledaños a nosotros que ya están con demandas, suspensión de actividades de aplicaciones, con acciones judiciales muy fuertes. Por otro lado vemos que hay un mercado de productos agroecológicos u orgánicos que es cada vez más grande.

IC: ¿Cómo pueden participar los vecinos con el relevamiento?

MC: Nosotros lo planteamos que lo pueden hacer anónimamente a la página de Facebook “Ambiente Saludable San Andrés de Giles”, nos mandan un mensaje por privado, si pueden y manejan el Google Maps o alguna aplicación, nos envían la ubicación y nos dicen que tipo de lugar es el que quieren relevar, no es incriminatorio, solo queremos ver de que está trabajando la gente en Giles en cuanto a las producciones agrarias.

GR: No es una denuncia, sino más bien es informar acerca de las salidas productivas de Giles. Son datos que nosotros obtenemos y se los vamos a dar a la Universidad, no es que nosotros lo estamos recolectando para después salir a hacer denuncias públicas.

Comentarios facebook