La nueva avenida, la luz y la vereda

Los postes que ocupan las veredas de la nueva avenida.

Desde hace poco menos de un año, San Andrés de Giles tiene habilitada la nueva Avenida San Andrés. Esta traza de 11 cuadras, construida de hormigón armado con cordón integrado, conecta a la prolongación de la Av. Scully con la RN. 7.

Si bien, la obra que gestionó Puglelli ante el Gobierno de la Provincia se habilitó hace tiempo, aún no está terminada. El municipio empezó en los últimos días con los trabajos de iluminación y señalización. Seguramente, antes de las elecciones la calzada se inaugurará oficialmente.

Recorriendo la imponente obra, ya se pueden observar las columnas que contendrán la iluminaria led. Lo insólito, es la situación que se repite en por lo menos cinco sectores de la traza: las columnas ocupan el centro de las veredas imposibilitando el normal paso de los peatones.

Como se puede observar en la foto, los casos son diferentes. En algunos lugares no hay lugar para pasar caminando, obligando a bajar a la calzada, mientras que en otros el espacio es muy limitado. Por ejemplo, un carrito de compras o cochecito para trasladar a un bebé tampoco podría pasar sin descender a la cinta asfáltica.

La obra, que es muy importante para el ordenamiento urbano, fue construida por USIMIX S.A., la misma empresa que llevó a cabo la rotonda del Acceso Colón y la Av. Ntra. Señora de Luján.

Al comenzar los trabajos en el lugar, los ingenieros se encontraron con que en muchas manzanas no se respetaron los espacios de construcción correspondientes. Por ende, la traza tiene algunos desvíos que se notan a simple vista. Esta situación, complicó la resolución de las veredas.

Uno de los postes que están ubicados en el centro de la vereda.

 

Comentarios facebook