Jóvenes por el clima: “se puede llegar a un punto de no retorno”

29
La movilización en nuesto pais.

Los jóvenes mueven al mundo y este es un claro ejemplo. El movimiento internacional Youth For Climate creció notablemente llevando el reclamo de una mayor acción política contra el cambio climático a cada rincón del globo.

En nuestro país, la agrupación Jóvenes por el Clima movilizó a miles de estudiantes el pasado 15 de marzo en el marco de la última gran marcha mundial. Los estudiantes se organizaron y sin darse cuenta generaron la mayor movilización ambiental de nuestra historia.

Eyal Weintraub (18) es cofundador de Jóvenes por el Clima Argentina. El egresado de Escuelas ORT, habló con el equipo periodístico de Infociudad para brindar detalles de la organización que lucha por el planeta. Weintraub, además animó a que otros jóvenes se sumen y se agrupen para mejorar las condiciones climáticas del país.

Infociudad: ¿Cómo nace “Jóvenes por el clima”?

Eyal Weintraub (EB): Jóvenes por el clima Argentina nace a partir de toda la movida que se viene dando principalmente en Europa hace mucho tiempo. La IPCC sacó un informe que para el 2030 teníamos que reducir en un 45% nuestra emisión de gases de efecto invernadero para poder lograr mantener como mucho 1,5°C el aumento de la temperatura a nivel global, sino se puede llegar a un punto de no retorno. A partir de esto una joven sueca, nominada al Premio Nobel de la Paz, empezó a movilizarse sola ante el parlamento de su país, faltando todos los viernes al colegio, decía que no tenía sentido estudiar si no iba a tener un futuro en el que aplicar lo aprendido. Esto generó una ola y después de varios meses de movilizarse se llamó a una movilización internacional el 15 de marzo. Con un amigo vimos que había mucha gente compartiéndolo, pero que nadie se puso a organizar o a convocar, entonces decidimos hacerlo nosotros y fundamos esta agrupación.

IC: ¿Cómo fue la experiencia de la primera marcha?

EB: La movilización del 15 de marzo fue la mejor y la peor semana de mi vida. Había que hacer muchísimas cosas, teníamos  pocos recursos porque recién empezábamos, pero por suerte había mucha voluntad. Una de las cosas más linda que pasó esa semana fue que cuando empezábamos a hablar con los medios de comunicación nos preguntaban la cantidad de personas que iban a asistir, nosotros decíamos que calculábamos unas 400 personas y el día de la marcha éramos cinco mil personas, la movilización más grande en Argentina relacionado a lo ambiental. Eso fue muy importante para poder instalar el debate, justamente en este año electoral, en donde es muy importante saber que piensan hacer todos los candidatos con la crisis climática.

IC: ¿Cuál crees que es el principal problema climático en Argentina?

EB: Argentina actualmente emite 0,7% de lo que son los gases de efecto invernadero a nivel mundial, que podría parecer que no es mucho, pero es algo; todos los países deben disminuir esta producción para llegar al 45% del que hablaba antes. Nuestro país es uno de los más afectados por esta crisis climática, justamente una de las consecuencias más graves son las inundaciones, derretimiento de los glaciares, etcétera; todo eso se puede prevenir muchas veces con lo que son las medidas de adaptación.  Otro tema muy importante son las deforestaciones, la ley de bosques que se le da un 4% del presupuesto que se le debería dar. Son un montón de cosas las que generan esta crisis climática.

IC: ¿Qué pasa con las grandes corporaciones? ¿Cuál es el rol que deberían cumplir?

EB: Tratamos de transmitir un enfoque colectivo, que la lucha tiene que ser en conjunto y apuntar a lo sistémico, porque el 71% de todas las emisiones a nivel mundial la producen 100 empresas, entonces si queremos reducir en un 45% la emisión de gases en el 2030, tenemos que obligarlas a reducir las emisiones. Necesitamos utilizar cada vez menos las energías sucias, tenemos que ir poco a poco transitando el camino hacia energías renovables, obviamente acompañando a todos los trabajadores que no se pueden quedar sin trabajo, pero ir cambiando ese hábito y controlar a las empresas que son los mayores productores de gases. Por eso es importante enfocar desde lo colectivo, obviamente que lo individual también suma, pero el mayor problema son las grandes corporaciones.

IC: La última es una doble pregunta: ¿Qué recomendaciones les das a los jóvenes que se quieren sumar a movimientos de este tipo y de qué forma los pueden contactar a ustedes?

EB: Para poder ayudar, se pueden juntar y organizarse. El 24 de mayo se va a realizar la próxima movilización internacional, y lo que buscamos es que no se dé solo en Capital Federal sino también en todas las provincias y ciudades, que ayuda muchísimo, por más que sean 10 o 15 hay que juntarse y manifestarse frente algún edificio parlamentario, eso para nosotros ya es un éxito. También tener en cuenta lo que cada uno puede hacer día a día.

Después para conocer más sobre lo que hacemos pueden entrar a nuestro Instagram (@jovenesporelclimarg) constantemente estamos dando información sobre el tema.

Comentarios facebook