Pozos y hundimientos en el Acceso Colón

Uno de los grandes pozos del acceso.

El acceso a nuestra ciudad por RP. 41 comenzó a mostrar signos de deterioro. Incluso, en algunas zonas, los hundimientos ya pasaron a ser pozos que provocan el peligroso cambio de calzada de los automovilistas.

Si repasamos la historia del Acceso Colón, encontramos que tuvo sus buenos y malos momentos. En 2015, cuando se finalizó la repavimentación de la RP. 41 entre Mercedes – Giles – Areco, el tramo en cuestión fue beneficiado: Vialidad Provincial decidió incluir los casi dos kilómetros del ingreso a la ciudad.

A pesar de la obra, el camino no resistió el paso de los vehículos de gran porte. En poco tiempo la cinta asfáltica comenzó a ceder hacia los costados, generando importantes huellones. Hoy ya se pueden notar los primeros pozos, principalmente llegando a la intersección con RP. 41.

Controles

Durante estos años los controles de peso sobre el camino en cuestión fueron muy pocos.  Incluso, como contó Infociudad, la balanza móvil que adquirió el municipio en 2017 permaneció un año abandonada en el estacionamiento público de camiones.

Esta tarde, Inspección General volvió al lugar con el Comando de Prevención Rural para controlar el paso de los transportistas. Si bien es una buena noticia, porque se están utilizando las herramientas pertinentes, el camino ya luce las huellas del abandono.

Uno de los pozos del Acceso Colón llegando al cruce.
Cerca de la rotonda la ruta cedió hacia los costados.
Comentarios facebook