Aumentan los cigarrillos: ¿Qué métodos no sirven para dejar de fumar?

107

Los fumadores comenzaron el año con un incremento en las principales marcas de cigarrillos. A partir de los primeros días de Enero, los comerciantes deberán actualizar los precios con aumentos del 6% en promedio.

A través de un comunicado la empresa que distribuye el producto informó que “el sector tabacalero soporta en la Argentina una alta presión física, que se ubica entre las más elevadas a nivel mundial“.

El último aumento de los cigarrillos había sido en noviembre, cundo los precios subieron el 8,4% en promedio. En total, durante 2018, las tabacaleras aplicaron 6 incrementos en sus listas.

Los métodos que no sirven para dejar de fumar

José Luis Díaz-Maroto Muñoz, coordinador del Grupo de Trabajo de Tabaquismo de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), explicó al sitio Cuidate! que el tabaquismo “es una enfermedad crónica adictiva que, como cualquier otra, necesita un diagnóstico adecuado y un tratamiento correcto”. Por ende, concurrir al médico es la mejor opción.

“Es muy importante que el paciente fumador solicite ayuda a los profesionales sanitarios, médicos, enfermeros, farmacéuticos y psicólogos porque le proporcionarán un tratamiento individualizado y un seguimiento adecuado para evitar las recaídas”, indicó.

De acuerdo el experto, los abordajes que sí funcionan son “los medicamentos de primera línea, la terapia sustitutiva con nicotina, el bupropión y la vareniclina, alternativas seguras y eficaces”. Sin embargo, en muchas ocasiones se opta por otros métodos.

Terapias alternativas
Díaz-Maroto Muñoz mencionó que la acupuntura o el láser son métodos que no son aconsejados por los especialistas, que siempre apoyarán las alternativas aprobadas por agencias. Las terapias alternativas “pueden ser eficaces de forma individualizada y se siguen empleando porque el paciente fumador no se siente enfermo, pero en muchas ocasiones, no acude al profesional para pedir ayuda y termina por acudir a opciones llamadas ‘milagrosas’ ”.

Cigarrillos electrónicos
Se convirtieron uno de los dispositivos más conocidos para intentar dejar de fumar. Se caracterizan por liberar nicotina y simular al cigarrillo tradicional. “Podría ayudar a dejar de fumar o a reducir el consumo, aunque desde nuestra sociedad médica no lo apoyamos, al no ser medicamento, y por lo tanto, no estar aprobados por las agencias de los medicamentos”, explicó Díaz-Maroto.

A su vez, los vapeadores pueden emplearse de forma negativa. “Existe la posibilidad de que el fumador utilice a la vez el cigarrillo tradicional y el electrónico y, además, que los jóvenes se inicien en el consumo de nicotina con estos dispositivos”, concluyó el médico.


Fuente Ambito

Comentarios facebook