El desfile pide un cambio

717
El inicio del desfile.

Las Fiestas Patronales pasaron otra vez. Giles celebró el último fin de semana sus 212 años de vida como lo hace habitualmente. El clásico “Esperando el 30”, el desfile cívico, la feria y la tradicional misa no faltaron, sin embargo algo cambió.

El típico desfile del 30 de noviembre ya no es más lo que era años atrás. Los comercios, industrias y organizaciones trabajaron normalmente en su mayoría -es entendible por el momento económico que atravesamos- y los colegios, una vez más, abrieron sus puertas como si fuera un día normal del calendario.

La ausencia de instituciones deportivas de renombre, organizaciones sociales y otros actores de importancia para la comunidad se notó sobre la calle Rivadavia, como así también el público que asistió mermó en comparación con otras ediciones. La plaza principal no se colmó de vecinos como solía pasar.

Este suceso no es exclusivo de este año, ya en el 2017 había ocurrido y este medio lo alertó –ver: La fiesta que no fue-. El evento deja en evidencia un posible desinterés del municipio por fomentar la fiesta del pueblo, la fiesta de todos. A pesar de los índices que marcan lo que está ocurriendo las acciones políticas para cambiar la situación brillan por su ausencia.

¿Qué se puede hacer?

Pensar un nuevo cronograma para celebrar las Fiestas Patronales gilense es posible. En primer lugar se podría tomar los buenos ejemplos de otras ciudades, que deciden organizar sus eventos los fines de semana.

Tomando esta primera decisión todos los gilenses se podrían sumar a la fiesta, incluyendo aquellos que en la actualidad viven en otras ciudades o se encuentran trabajando / estudiando en lugares cercanos. La fiesta sería realmente inclusiva y no dependería de la voluntad de la provincia para decretar el feriado.

Infociudad charló con varios protagonistas del actual desfile y muchos coincidieron también en un punto: el evento se podría realizar cuando cae la tarde para evitar los agobiantes calores de la época. De esta manera nuestro paso por la calle sería la antesala de la celebración parroquial.

Un desfile con el sol ocultándose en el pintoresco centro de nuestra ciudad podría ser una buena opción, como seguramente muchas que surgirán de los debates venideros. La experiencia nos dice que algo hay que hacer, la fiesta debe cambiar para que vuelva a ser el punto de reunión de la comunidad entera. Nuestra historia está en juego.

Giles realizó el desfile del 30 de Noviembre

#Ciudad¡Mirá el resumen que preparo #Infociudad sobre el desfile del 30 de noviembre! #MiCiudad

Posted by Infociudad on Monday, December 3, 2018

 

Comentarios facebook