Giles celebra 212 años de vida: la historia

327
Foto creada por Toto Mariño.

Hoy 30 de Noviembre, San Andrés de Giles rinde homenaje a San Andrés Apóstol, su santo patrono. La celebración popular comenzó anoche con el clásico “Esperando el 30” y continuará hoy con diversas actividades religiosas, culturales y deportivas.

El motivo que inició esta tradición tiene que ver con el Padre Vicente Piñeiro. El vecino fue el gran impulsor de la creación del pueblo, ya que antiguamente las tierras donde hoy habitamos eran parte de los Pagos de Areco.

Piñeiro inició un trabajo que le llevó casi una década. En los últimos años del siglo XVIII, el Padre se da a la tarea de solicitar los permisos para levantar un oratorio en los terrenos donados. Mientras esperaba respuesta fue delineando un pueblo. Es así que llegan los primeros pobladores, levantan sus ranchos cercados de tunas y se empeñan en la tarea de vivir en la pampa, de empinarse por encima de los cardales y las vizcacheras.

En Octubre de 1800 el Padre Vicente Piñero recibe los ansiados permisos. Es así como comienza entonces a edificar el oratorio con “paredes de barro crudo, techo de teja, de ocho varas de largo y cinco de ancho, con una pequeña sacristía”. Finalmente, el 30 de Noviembre de 1806 se reza la primera misa; en el altar se colocó a San Andrés Apóstol como patrono.

Los gilenses reconocemos cada 30 de Noviembre la figura de San Andrés Apóstol y a su vez, el incansable trabajo realizado por el Padre Piñeiro. Seguramente el pueblo que él imagino, no es muy distinto al que hoy estamos formando. Giles sigue siendo un lugar de paz a pocos kilómetros de los grandes centros urbanos.

Comentarios facebook