El Frente Renovador le dijo “no” a que las localidades elijan sus propios delegados municipales

176

El debate por la elección democrática de los delegados municipales no encontró total acuerdo en el Honorable Concejo Deliberante. Si bien la resolución fue aprobada, el logro fue únicamente por los votos de Cambiemos –autor del proyecto- y Unidad Ciudadana. Los concejales de Carlos Puglelli se abrazaron a la normativa actual.

Cambiemos fue quien presentó la iniciativa oficialmente en el recinto cuando se abrieron las sesiones del corriente año. La idea del partido opositor es llamar a una consulta popular en cada pueblo, cuando se lleven a cabo las elecciones a concejales, para elegir los delegados mediante el voto -no obligatorio-.

Los vecinos, para poder ser elegidos, deberían presentarse por intermedio de un partido político, además de tener como mínimo 10 años de residencia en el lugar. Los mandatos podrían durar dos años y solamente se permitiría una reelección consecutiva. En los papeles el proyecto pintaba bien, sin embargo el debate dividió las aguas.

Adrián Calabro (C), tomó la palabra con la suficiente autoridad que le brinda ser actual vecino de una localidad -Solís-, y exclamó “es una necesidad que tienen todos los vecinos, quizás para que el que esté gobernando no es conveniente una consulta popular”. Por último el radical fue contundente “esta nueva figura sería el representante de los vecinos, no el del intendente en la localidad”.

El oficialismo local no recibió bien la iniciativa. Facundo Campos (FR) expresó que comparten el contenido democrático pero citó un dictamen de la Asesoría legal de Gobierno que encasilla a la acción discutida como una “atribución del intendente”.  El edil comunicó que desde el bloque “vamos a priorizar lo que la norma vigente expresa” haciendo referencia también a la LOM (Ley Orgánica de las Municipalidades).

Unidad Ciudadana decidió acompañar la idea del bloque amarillo, destacando que en 2011 ésta había sido una propuesta de campaña que habían asumido desde el espacio. “Tenemos que dar la discusión del plano local para la provincia. Las localidades cambiaron y estas delegaciones necesitan ser repensadas, nosotros siempre creemos que más democracia es mejor” destacó Marina Moretti (UC).

El momento tenso de la noche fue cuando Bautista Castaños (FR) se refirió a la resolución. El edil dijo que la idea “esta hermosa para la tribuna” y que es “inaplicable”. También ironizó sobre la posibilidad que se realice en ciudades vecinas para que luego Giles tome la posta. Sus dichos no cayeron del todo bien.

La concejal Mercedes Condesse (C) fue la encargada de cerrar el debate. En sus palabras destacó que el proyecto “no es una utopía” y que en Pergamino ya se está llevando a cabo, esto último como respuesta a Castaños. Luego sentenció “están dadas las condiciones jurídicas para que el intendente aplique un decreto y el proyecto sea realidad”.

Si bien la resolución fue aprobada por mayoría con los votos de Cambiemos y UC, la idea no encontrará un guiño cuando llegue al Poder Ejecutivo. La postura de los ediles oficialistas es una clara señal de que el proyecto no será bien recibido por el Intendente Carlos Puglelli. En las localidades seguirá todo igual.

Comentarios facebook