Tres sucesos irrumpen en la tranquilidad gilense

1568
Los elementos encontrados en la camioneta.

El domingo no fue un día más para la fuerza policial gilense. Tres sucesos necesitaron de la presencia de los efectivos por diferentes motivos: robo, posesión de estupefacientes y un suicidio.

Según pudo averiguar este medio, la intensa actividad comenzó a la madrugada. Cerca de las seis de la mañana, el vecino Juan López sufrió el robo de su vehículo, un Chevrolet Corsa de color gris. El suceso ocurrió en la casa de la victima ubicada en Padre Bustos entre Manchi y San Andrés.

En poco tiempo la Policía dio con el auto y el ladrón en la localidad de Azcuénaga. Aparentemente el móvil fue abandonado en la famosa “curva de la virgen” a unos pocos metros del ingreso al pueblo. El malviviente que llevó a cabo el delito fue un joven de 20 años oriundo de nuestra ciudad.

El segundo caso se registró a media mañana. En un operativo policial vial, montado sobre RN. 7 a la altura del Km. 101, la fuerza de seguridad detuvo a una camioneta Renault Kangoo que transportaba estupefacientes. 

En la camioneta se encontró marihuana sin fraccionar -90 gramos- y una buena cantidad de dinero en efectivo (ver foto). Los dos sujetos, oriundos de la ciudad 3 de Febrero, que se trasladaban en el vehículo quedaron detenidos.

Ya sobre el mediodía gilense se tomó conocimiento del tercer caso. Efectivos de la comisaría local concurrieron a un domicilio ubicado en la intersección de las calles 9 de Julio e Hidalgo, allí un vecino identificado como Diego Castro de unos 50 años decidió quitarse la vida utilizando un método de asfixia. 

El triste suceso conmocionó a la comunidad gilense. Según contaron fuentes confiables el hombre que vivía solo, padecía problemas psiquiátricos.

Comentarios facebook