El documento del 8M

101
Laura Branchini y una de las referentes de "Mala Junta" junto a una vecina.

Por Sofia Stupiello


El 8 de marzo las calles de Giles se llenaron de mujeres. Había de todas las edades. Una de las más pequeñas, que no tendría más de 5 años, quiso pintarse la cara como las demás. –Hay verde y un violeta improvisado, le dijo una compañera ofreciéndole claro, los colores más presentes y significativos de la lucha por los derechos de las mujeres. –Pero no me gusta ninguno, dijo firme la niña. –Esos colores te dan poderes, intentó convencerla una voz de más atrás. – Yo ya tengo poderes, retrucó y dio, sin saberlo, cátedra de empoderamiento y libertad.

El mensaje es claro: “Ya no nos callamos más”, y hace temblar la tierra al igual que “Me Too” (yo también) en Hollywood y “Time´s up” (el tiempo se acabó) en EE.UU.

Mientras las vecinas de San Andrés de Giles, organizadas en el Frente de Mujeres Gilenses, firmaban un documento con todos sus reclamos hacia el municipio, millones de mujeres en todo el mundo pasaban por situaciones similares: participaron y debatieron en asambleas, ensayaron sus cantos para marchar, se pintaron las caras, prepararon sus banderas y marcharon todas juntas exigiendo el fin de la violencia machista.

El paro Internacional de mujeres hizo temblar la tierra ese jueves exigiendo ganar lo mismo que un varón, que nos dejen decidir sobre nuestro cuerpo y que  no nos maten más.

El Frente de Mujeres Gilenses adhiere al segundo paro Internacional de Mujeres. Nosotras paramos porque exigimos:

  • Terminar con todas las formas de violencias machistas y que sea respetado nuestro
    derecho a vivir libres de esas violencias.
  • La conformación y puesta en funcionamiento del equipo interdisciplinario de atención en la Comisaría Local de la Mujer.
  • La participación de todos los colectivos que trabajan la temática de violencias y géneros en la Mesa Local de Violencia.
  • La realización de estadísticas públicas en relación a la violencia de género.
  • Políticas públicas locales con perspectiva de género, a favor de la igualdad, contra la
    violencia machista y la explotación sexual. La apertura de la Casa de la Mujer y guarderías municipales gratuitas para niños/as de 45 días a 2 años.
  • Igualdad de oportunidades laborales. Dejar de ser mal remuneradas o estar en desigualdad en relación a los hombres por realizar las mismas tareas. Basta de precarizar nuestro trabajo que significa precarizar nuestras vidas.
  • El cumplimiento de la Ley de Educación Sexual Integral.
  • La despenalización del aborto. Educación sexual para decidir, Anticonceptivos para no
    abortar y aborto legal para no morir.
  • Volver atrás con la reforma previsional que quita el derecho a la jubilación de las amas de casa y empleadas domésticas informales.
  • El derecho a vivir en un ambiente saludable, sin agua, aire y suelo contaminados.
  • La adhesión del Municipio a la Ley de Cupo Laboral Trans (Ley 26.743). Reincorporación
    de Federico Civerra. Recordamos a Jorgelina Galván.

SUTEBA – Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación Provincia de Buenos Aires.
CETEP – Movimiento evita mujeres y diversidad.
Observatorio Ciudadano – Operadoras comunitarias.
Patria Grande – Mala Junta.
Colectivo Ambiente Saludable.
Unidad Ciudadana.
La Campora mujeres.
Partido Justicialista de San Andrés de Giles.
Revueltxs: sujetos en movimiento.
Concejal Mariana Cane. UNA mujeres independientes.

Comentarios facebook