Lunarias: música para sanar

399
Lunarias.

Por Sofía Stupiello


Se miran cómplices, pareciera que tienen conversaciones con las miradas. Quienes las escuchan confiesan que sorprenden y emocionan. La variedad de instrumentos que van alternando con sus voces y sus palabras crea una atmosfera de alegría y esperanza. Lunarias es un grupo de mujeres de nuestra ciudad que se unió para contar y cantar lo que las atraviesa social y culturalmente. Entre humor, música y literatura sacuden prejuicios y mandatos para soñar una sociedad más libre.

Andrea Borgnia, Cecilia Ereñu, Elita Acevedo, Yessica Rosello, Vanina Garros y Andrea Rivara integran Lunarias, nombre inspirado en una hermosa planta de flores violetas.  Andrea Borgnia fue quien sembró la semilla del proyecto y le propuso a las demás unir sus corazones para florecer juntas en los escenarios. Después de varias presentaciones, Lunarias continuó creciendo y sumó a Andrea Rivara como guitarrista y cantante y a Yessica Rosello en bajo.

Cecilia asegura que el principal objetivo de tocar juntas es darse la libertad de hacer lo que disfrutan: “Lo más importante es que nazca del placer”. También se trata, explica, de “sacarnos de encima esa carga histórica que nos pesa y desenvolvernos, mostrarnos tal cual somos”. Vanina aclara que su música también significa “sanar, volver atrás, ver que nos sucedió a nosotras, a nuestras abuelas, madres, amigas. Se trata de entendernos y sanar juntas”.

El reportorio, como todas las decisiones de la banda, se arma en conjunto.  Andrea Borgnia explica que la elección de las canciones depende de “las fibras que le toque a cada una”. Incluyen temas de Natalia Lafourcade, Liliana Felipe, Chico Trujillo, entre otros. El papel que desempeñan dentro de la banda también habla de la libertad con la que se mueven. Casi todas cantan, los instrumentos van girando, no hay nada prefijado, salvo el disfrute de todas.

A lo largo de sus presentaciones van recorriendo diferentes momentos. Inician con una mujer posesiva, luego retratan a una abuela que encuentra a su nieto desaparecido, también interpretan la voz de un bebe dentro de su mamá. “Intentamos comunicar todo desde el humor, y no solo abarcamos a la mujer, sino también al hombre, unidos para transformar al mundo”, asegura Cecilia. Elita cita una de las frases más significativas que leen al concluir su espectáculo: “y que rían con nosotras los nuevos hombres del mundo que se inventan como nosotras para poder andar juntos”. Aclaran que no se trata de ninguna guerra entre géneros, sino más bien una invitación para caminar a la par. “El tema final nos involucra a todos para construir un cambio en este mundo unidos”.

En sus primeras presentaciones, el público se acercaba sorprendido. “Nos decían que colmábamos sus expectativas, que éramos más de lo que esperaban, no solo por el formato, sino por el contenido, que es cálido, divertido”, recuerda Andrea

“No es que seamos una banda feminista como dicen algunos, pero cuando tocamos hay casi todas mujeres, nos re contra siguen. Quienes nos escuchan después se quedan toda la semana cantando nuestros temas y lo mejor es que se emocionan con nosotras”, explica Cecilia y aclara que eso también las emociona a ellas. “Es muy fuerte, se nos hace un nudo en la garganta porque nos sacude por dentro mirar a la gente a los ojos”, confirma.

En cuanto al futuro, las lunarias anticipan que seguirán tocando. Muy seguras, explican que si no hay espacios, los generarán. “Cuando el año parecía ir para abajo hubo un crecimiento. Hay nuevas integrantes, sonamos mejor, la cosa pinta para seguir”, comenta Andrea.

En su presentación en vivo en  “Feria Americana” destacaron el empuje natural de la mujer, que pase lo que pase, siempre va para adelante. Acá hay Lunarias para rato.

Comentarios facebook