“Las pasantías son fundamentales para la época que nos toca vivir”

353

Por Lucía Martinez. Alumna que realizó su pasantia en Infociudad.


 

Decidir lo que uno quiere para el futuro no es una tarea fácil y mucho menos cuando todavía somos jóvenes. Ante esto las escuelas tomaron parte, con el fin de orientar y preparar a los alumnos en la decisión de que hacer después del secundario. En San Andrés de Giles son varias las instituciones educativas con un proyecto de pasantías, con el cual buscan acercar a los chicos al sector laboral y ayudarlos en su desarrollo hacia una realidad hasta el momento desconocida.

El Colegio Secundario Nuestra Sra. de Lujan no es la excepción y cuenta a partir de la iniciativa de la  Directora Estela Antico en el año 2012, con un taller de aproximación al mundo laboral a cargo de la profesora Graciela Robledo. Desde entonces, según señala la docente a cargo “han sido cuatro años de éxito total, se ha mantenido el esquema pero reforzó con la corrección de los errores y la misma dinámica que uno va adquiriendo”. A su vez destaca que un cambio importante fue cuando incorporaron la posibilidad de formar la experiencia en empresas privadas, ya que el sector público (Municipalidad) aún se encuentra cargado de pasantes. Así los jóvenes elijen el lugar entre las variantes que encuentran y en función de la carrera que van a seguir o hasta a veces para descartar, pero el punto está en conocer que es el primer empleo con todo lo que conlleva.

El taller está dividido en tres etapas: la primera se basa en el conocimientos de las teorías de las organizaciones; la segunda en realizar pasantías de trabajo no rentadas de 22 horas durante 11 semanas en empresas privadas o en el ámbito público con un instructor a cargo, donde se pone en práctica las herramientas aprendidas anteriormente y; la última es la presentación de un informe final donde los pasantes integran y registran la experiencia con el marco teórico. La evaluación estará a cargo del docente en el transcurso del año y con la corrección del informe final, además el instructor dará una devolución una vez finalizadas las 22 horas. Estos últimos son muy importantes para el buen desarrollo del proceso observando y guiando al pasante “no tenemos más que palabras de agradecimiento, es una actividad que disfrutan tanto como los chicos” señaló Robledo.

La pasantía es una experiencia importante y necesaria, que si bien dentro de la materia Trabajo y Ciudadanía la habilitan, darle una carga horaria y un énfasis mayor la torna más significativa y eficiente. “Los resultados me superan” se expresa Graciela con orgullo y agrega “día a día lo disfruto mucho porque los chicos ponen lo mejor como los tutores, es un aprendizaje que no tiene que ver tanto con un contenido curricular pero si con una vivencia. Es fundamental para la época que nos toca vivir”

Comentarios facebook