Preocupa al sector porcino el proyecto de rebaja del IVA

100
Foto de internet.

El proyecto de reforma tributaria que ya obtuvo sanción en la Cámara de Diputados de Argentina y se encamina para ser tratado en el Senado reduce del 21% al 10,5% el Impuesto al Valor Agregado (IVA) para la producción avícola y la porcina, equiparando la alícuota con la que tiene la carne vacuna.

Sin embargo, lo que parece una medida positiva, hoy es una preocupación, al menos para los productores de cerdo, quienes explicaron que no tienen cómo recuperar los saldos a favor que se podrían generar con la modificación de la alícuota.

Concretamente el planteo es porque pagarán 21 por ciento de IVA para insumos o inversiones, y venderán con un IVA del 10,5 por ciento, generando un “saldo técnico” que los porcinocultores no saben cómo recuperarán.

El presidente de la Cámara de Productores Porcinos de Entre Ríos, Juan Pablo Cerini, indicó que encendieron las “alarmas”. “Las alícuotas diferenciales son distorsiones en la cadena y rompen la neutralidad del tributo”, observó en declaraciones a la agencia APF Digital.

“Es una luz amarilla la reforma porque al productor le puede generar saldos de IVA técnico – al igual que a productores de granos por ejemplo – y el texto de la ley no establece cómo se recuperarán. Es lo que más nos preocupa”, expresó Cerini.

El dirigente de Capper explicó que hay dos formas de definir el IVA técnico: “Significa que uno en su proceso productivo paga más IVA que el que recibe cuando vende su producción, en este caso el animal”.

“Es decir nosotros compramos insumos para el alimento del cerdo o pagamos fletes, todo con un IVA del 21 por ciento y ahora vamos a vender con el IVA del 10,5 por ciento. De esa manera cuando uno hace el balance, es posible que el productor haya pagado más IVA para producir que para vender”, concluyó. Sobre este punto, la reforma no dice cómo se devolverá porque “no pretenden hacerlo”, reveló.

Otra generación de IVA técnico está relacionada con las inversiones: “Para producir tengo que invertir en un galpón, hacer movimientos de suelos, etc”, ejemplificó el dirigente y agregó que “esas inversiones en su mayoría tienen IVA del 21 por ciento para recuperarlo a medida que venda, pero si la producción se vende con un IVA del 10,5 por ciento no lo recupero mas y se convierte en un costo”, analizó.

“Con respecto a ese IVA de las inversiones, la reforma dice que se va a generar un mecanismo de devolución y el cómo saldrá de la reglamentación. Eso nos preocupa porque al no estar claro ese punto, genera incertidumbre y no hay nada peor para invertir que la incertidumbre”, completó Cerini.

En este marco evaluó que “las alícuotas diferenciales son distorsiones en la cadena y rompen la neutralidad del tributo”.

Por otro lado, confirmó que hubo “consultas informales” de los Legisladores previo a la media sanción. “Ellos conocen la producción porcino, pero aparentemente esto es una decisión política”, hizo notar y adelantó que “seguirán de cerca la reglamentación y con respecto al IVA ya abonado para producir “vamos a sostener el reclamo desde el punto de vista conceptual”.


Nota extraída de: noticiasagropecuarias.com

Comentarios facebook