Alumno estrella

508
Matias Dova junto al Prof. Walter Rosello.

Matías Dova, de la E.E.S Nº 1, es el alumno que todos los profesores quisieran tener: curioso innato y ansioso por el conocimiento. Después de participar cinco años de las Olimpiadas de Matemática, fue sorprendido por una noticia inesperada: logró superar la fase regional y se metió de lleno en la etapa nacional de la competencia. En noviembre viajará a la ciudad de La Falda, en Córdoba para competir con los mejores alumnos del país.

“Los problemas del nacional, son muy difíciles y la prueba se vuelve exigente, son seis ejercicios en dos días de evaluación”, explica el joven y asegura que va a dar todo lo aprendido durante estos cinco años de participación ininterrumpida en OMA. “Me tengo fe, tengo en claro lo que sé y cómo usarlo, con eso me defiendo”, sostiene confiado el estudiante.

Su inicio en la competencia se remonta varios años atrás, cuando estaba en 2do año de secundaria. Fue su docente Walter Rosello quien lo invitó a participar. Aún tiene grabado en su memoria el día que Walter, tras haber notado sus aptitudes en matemáticas, lo desafió con un ejercicio después de clase. Cuando logró resolverlo, cuenta Matías, su profesor lo miro fijo y le aseguró sin dudar “vos vas a participar de la olimpiada”. Agradecido, explica que nunca nadie lo había motivado a participar. “Me incentivó con problemas, teorías y el primer año que participé llegué hasta la etapa pre nacional”, explica el joven, quién a partir de ese momento se volvió un apasionado por los números.

Matías, junto a varios jóvenes de nuestra ciudad, forma parte de OMSAG (Olimpiada Matemática San Andrés de Giles), un taller que organizó Walter en la Biblioteca Alberdi para reunir y preparar a los estudiantes interesados en la competencia. “Tanto èl como María Celia Segurola me enseñaron muchísimo, ellos son los principales impulsores de OMA en San Andrés de Giles”, comentó. Además, destacó la importancia de sus compañeros en este recorrido, quienes entre todos se ayudan y debaten para seguir perfeccionándose en lo que tanto les apasiona.

Según Walter Rosello, todo lo que logró Matías se debe a su propia voluntad y esfuerzo. ”Luego de su primer experiencia y su viaje a Mar del Plata a competir, empezó a practicar muchísimo por su cuenta”. Aclara que siempre que participó llegó a etapas provinciales, incluso en 3º año consiguió pasar a la instancia Nacional pero no pudo viajar. “Ahora está enloquecido con que no se quiere perder esta oportunidad por nada del mundo”, comenta orgulloso.

De nuestra ciudad pasaron alrededor de 9 jóvenes a la etapa provincial pero solo Matías consiguió un lugar en la competencia Nacional. “Los problemas son más difíciles, y es un filtro mucho más grande”, sostiene el docente.

Por su parte, Matías hace hincapié en el importante rol que desempeñan los profesores a la hora de acompañar a sus alumnos en este tipo de competencias. “Lo que me impulsó a seguir participando fue el lazo de confianza que genere con aquellos que siempre me motivaron a participar, que apoyan a los alumnos para que sigan y les brindan todas las herramientas que tienen a su alcance”.

Sobre su experiencia en OMA, Matías explica entusiasmado: “Lo más increíble de estar ahí haciendo lo que te gusta es poder compartirlo con personas que tienen los mismos intereses. Luego de la prueba se organizan grupos de debate por todo el hotel.  Jóvenes de todos lados se juntan. Puede haber un chico del instituto más privado del país debatiendo tranquilamente con pibes como yo, de la escuela pública. Todos estamos ahí por el simple hecho de hacer lo que nos gusta, demostrar lo que sabemos y probarnos a nosotros mismos”.

¡Grande Matías! Gracias por llenar de orgullo a toda la comunidad educativa de la E.E.S Nº 1

Comentarios facebook