No culpes a la “Massa”

313
Municipalidad de San Andrés de Giles.

Las elecciones siguen siendo tema de análisis, no solo para el periodismo local sino también para varios dirigentes. Conocida ya es la decisión del Intendente Carlos Puglelli de solicitar la renuncia de su gabinete, con el objetivo de disponer él del rearmado de su gestión en el caso lo que así lo crea conveniente (no hay cambios por el momento). Mientras: números van, números vienen.

La campaña del oficialismo se centró en la gestión pero no alcanzó para frenar la “ola amarilla” ni el avance de Unidad Ciudadana. El propio Bautista Castaños, candidato de 1 País, habló con FM Vall de “polarización nacional” y de la vuelta a una “lógica” donde los ejecutivos pierden las legislativas. Puglelli hoy en FM Mundo fue por un camino similar.

El actual Jefe Comunal destacó su elección, reafirmó la idea de “polarización” y sentenció que fueron los mejores de 1 País en la segunda sección electoral. Dato cierto. La fuerza de Massa sacó el 11% promedio en la sección, mientras que Castaños el 22%. Los números son esos, aunque claro está que en la segunda ningún Intendente llevó la boleta del tigrense como sí pasó acá.

Estar al frente de un municipio es un plus. El candidato puede mostrar lo que viene realizando, dispone de un presupuesto mucho más alto que sus oponentes y una estructura mayor al resto. Si comparamos la elección del oficialismo gilense con los municipios en los que gobierna Massa, el “castillito local” comienza a desmoronarse.

Los 10 municipios de Sergio Massa obtuvieron resultados diferentes. San Fernando (42%), Gral. Pinto (50%) y Las Heras (42%) lograron imponerse con la boleta local. Necochea (26%), Gral. Alvarado (28%), Chivilcoy (26%) y Tigre (28%) salieron segundos muy cerca de la primera fuerza. Mientras que las peores elecciones se concentraron en Monte (12%), Chascomús (22%) y Giles (22%).

Es decir, 7 de los 10 municipios rompieron con la “lógica nacional”. En esos lugares donde la boleta local ganó o terminó segunda, Cambiemos arrasó también con la de Senadores. Como en Giles. Los números, esta vez, no cierran en el discurso del oficialismo local. Tal vez no solo es Massa.

Comentarios facebook