Clubes locales, el arte de autofinanciarse

255
Miguel Zwezig junto a las divisiones inferiores del Club Victoria.
GilesOnline3
GilesIOnline1
GilesOnline2

Quizás resulta un tanto tedioso repetir continuamente el mismo discurso acerca de la importancia que tienen los clubes en una sociedad y, sobre todo, en una como la gilense. Pero nunca está de más remarcarlo. Al contrario. Seguramente la comunidad sepa del valor y de la tarea que cumplen los clubes, pero lo que tal vez no tenga tan claro es cómo las comisiones directivas trabajan y logran que las instituciones se mantengan en pie, con todo lo que ello implica. Los clubes, como cualquiera, tienen gastos fijos que, generalmente, son más que el dinero que ingresa a las arcas. Los servicios indispensables en la sede (léase agua, luz, gas, etc.), los viajes de los chicos, el mantenimiento de las instalaciones, sueldos y muchos otros que hacen que los integrantes de las comisiones tengan que ingeniárselas y mucho para que el club siga con sus actividades normales.

Históricamente en Giles hubo varios clubes que recibían a una gran cantidad de chicos. En los últimos años, algunos que habían quedado un tanto relegados tuvieron una refundación, gracias a la buena predisposición y las ganas de unos grupos de jóvenes que tomaron las riendas de clubes como el Victoria y el Villa Manchi. Para conocer más acerca de la manera que tienen de financiar y mantener el club, Infociudad se puso en contacto con dos integrantes de sus comisiones directivas.

Juan Dómine, Tesorero del Villa Manchi, asegura que el club tiene diferentes fuentes de financiamiento: desde la cuota social (bimestral) hasta los auspiciantes, pasando por los eventos sociales (cenas, rifas), el alquiler del salón y la concesión del buffet. Además, agrega que “las dos actividades que hoy se realizan en el club, futbol y hockey, tienen otras fuentes propias; se cobra una cuota mínima por practicar el deporte para cubrir los gastos de seguro, traslados y los profesores”.

Por su parte, Jeremías Lucca, integrante de la comisión directiva del Club Victoria, también se refirió a la manera que tienen para poder financiar y hacer frente a los gastos que el club tiene. Al igual que lo que sucede en el Villa Manchi, “necesitamos estar en constante movimiento para sostener el funcionamiento y el servicio que le damos a los socios”, sostiene. La principal fuente de ingreso es la matiné de los domingos, mediante la cual se pudieron hacer importantes obras de infraestructura en la sede del club. En cuanto al deporte, dice Lucca, “se sostenía de manera independiente, con los ingresos de cuotas de los chicos y las jornadas de local. Pero los costos de fútbol se dispararon y debieron utilizar ingresos de la matiné para poder saldarlos”. Para tener una idea, el Victoria tiene gastos por mes que ascienden a $61.100, sólo en lo que concierne al fútbol. Aparte, también se hacen distintos eventos y cenas para poder recaudar, como polladas o venta de pizzas.

Respecto a los aumentos que se dieron en 2016 en los servicios como la luz, el agua y el gas, Dómine dice que impactó en el club como a todos los sectores. “Lamentablemente la economía del club es muy frágil a este tipo aumentos y no tiene otra alternativa que aumentar el valor de los alquileres o la cuota social”, sostiene. El Villa Manchi tiene actualmente 140 socios activos que, a partir del 1 de julio, pagarán sólo $50. Dómine aclara que “con la cuota social, de ninguna manera alcanza para mantener al club, pero es lo que más fuerza y vida le da a nuestro club”. El Victoria, por su parte, tiene 200 socios, de los cuales la mitad son adherentes y pagan $20 por mes y la otra mitad son activos y pagan $100. Lucca coincide con Dómine al decir que con la cuota social no es suficiente, ya que “sólo alcanza para el mantenimiento de la sede social y parte de los servicios”.

Respecto al rol que tiene el municipio para con los clubes de la ciudad, el tesorero resalta que particularmente al Villa Manchi le prestan las instalaciones del Parque para entrenar y hacer las veces de local como así también les hacen los traslados de las inferiores en el colectivo municipal cuando les toca viajar para jugar de visitante. Además, agrega, una vez al año les proveen materiales para la práctica de deportes. “Es muy necesario el apoyo, no sólo del municipio sino de todos los escalafones estatales (provincial, nacional). El club, no solo el nuestro, cumple una función social importantísima, colabora a educar, a sacar a los pibes de la calle, a enseñar valores, a compartir y a un millón de cosas más. A nuestro entender el Estado no debería permitir la extinción de los clubes y debería hacer todo lo posible para que estos se multipliquen”, concluye.

Lucca, una de las personas claves para la refundación del Club Victoria, declara que también tienen una buena relación con la gente del municipio local, que les presta las instalaciones del Parque para que puedan entrenar y jugar de local en la Liga. No obstante, hubo dos propuestas que planteó el club y que fueron desechadas por el municipio: la primera fue la petición de un crédito municipal para colocar el césped sintético, a ser abonado con el usufructo del mismo, y la segunda fue con un proyecto de recuperación del predio del Matadero Municipal abandonado para utilizarlo como parque de deportes. Ambas también fueron presentadas y negadas por referentes del PRO local. “Lo que la política debe entender, y me refiero a todo el arco político, es que los clubes no necesitamos dinero, o un par de pelotas una vez al año. Necesitamos que nos den herramientas para crecer, necesitamos un predio para que nuestros chicos entrenen, necesitamos créditos que nos permitan encarar obras que cambien al club para siempre; y la única manera de llevar a cabo tales obras es con acceso al crédito”, reflexiona.

Para finalizar, los dos jóvenes dirigentes coinciden en que entre los clubes locales hay una excelente relación y existe comunicación permanente. Lucca asegura que “al comulgar los mismos valores, se hace mucho más fácil trabajar en conjunto”. Para finalizar, Dómine sostiene que “cuanto más unidos estemos entre los clubes mejor nos va a ir a todos y más difícil será que desaparezcamos”.

Comentarios facebook
COMPARTIR