Salud sin fronteras

309

ADESAR (Asociación para el Desarrollo Sanitario Regional) es una ONG sin fines de lucro integrada por varios profesionales locales de la salud. Desde su origen en 2010, viene desarrollando actividades de capacitación, divulgación e investigación en el terreno. Dichas tareas las cumple en diferentes municipios del país trabajando y colaborando con distintas instituciones dedicadas a la salud y el ambiente.

Durante todo el mes de Mayo ADESAR, en conjunto con el Ministerio de Infancia y la Gerencia de Zona Norte del Ministerio de Salud de la Provincia de Salta llevó adelante la I Campaña Sanitaria en el Chaco Salteño. La misma contó con la acción de un trailer sanitario que dispuso de consultorios, radiología y laboratorio. El viernes en el Complejo Museográfico los visitantes podrán observar en detalle la campaña.

Infociudad dialogó con Adrián Romano, Mariana Fernández y Ricardo Carli sobre su trabajo, sus proyectos y la muestra fotográfica expuesta en el Complejo Municipal Museográfico

IC: Cómo surgió la idea de conformar esta ONG?

MF: Hace seis años formamos un grupo de profesionales que trabajamos en la salud en San Andrés de Giles y San Antonio de Areco. Inspirados y orientados por Olindo Martino, académico pionero en atención primaria. Siempre trabajamos en dependencias públicas y pensamos en hacer actividades que pudieran perpetuarse en el tiempo sin la necesidad de seguir trabajando en el mismo cargo. Para aunar esas actividades nos organizamos en esta ONG para seguir juntando gente que tenga ganas de trabajar en esto.

AR:. La idea es que el grupo sea multidisciplinario, hay bioquímicos, médicos de diferentes especialidades, veterinarios.  En mi caso trabajo dentro de la administración hospitalaria y organizaciones de salud. A medida que paso el tiempo se fue incorporando gente, tenemos colaboradores que son comerciantes, trabajadoras sociales, odontólogos. La idea está en la inteligencia compartida, se van construyendo todas las actividades y cada uno va aportando lo suyo.

IC: ¿Cómo nació la propuesta de la muestra fotográfica?

AR: La muestra es un disparador para que la gente nos conozca y para que, los que ya nos conocen, sigan acompañándonos en nuestra trayectoria. Hace un mes y medio se presentó en san Antonio de Areco y en noviembre se va a presentar en Rojas.

MF: Un fotografo francés que vive en San Antonio de Areco desde hace varios años, al enterarse de la campaña, decidió acompañarnos la tercer semana en Alto Las Sierra. Todos hemos tomados fotografías y filmado algunos videos pero para la muestra solo usamos las que saco el (risas). Es una buena idea también para pedir colaboración desde lo económico y para que se sumen quienes quieran acompañarnos en este proyecto. Para nosotros fue como revivir el viaje una vez más al contarlo y sentirnos juntos. La convocatoria fue muy buena.

IC: ¿en qué proyectos están trabajando actualmente?

AR: Nuestro futuro a corto plazo es trabajar en un proyecto a dos años en Alto La Sierra, Salta. Desde hace 4 años se está trabajando en La Unión, otra ciudad de la provincia.

MF: Una de las puntas de nuestro trabajo es la capacitación del equipo de salud en la atención primaria y en abordajes de terreno. Otra punta es la investigación, desde los lugares donde trabajamos, tenemos diferentes contactos con instituciones académicas, en las cuales colaboramos desde nuestras intervenciones sanitarias como el Hospital Muñiz, el Hospital Alemán. La tercer punta de nuestro trabajo está compuesta por las actividades en terrenos en todos los lugares donde hay un riesgo sanitario. Si bien comenzamos en nuestra región hemos ido a desembocar en el chaco salteño, que no es la nuestra pero hay un alto riesgo sanitario. En Alto La Sierra presentamos un proyecto para cubrir de profesionales sanitarios un área con poca asistencia médica. Durante una semana cada 45 días vamos a ir profesionales de distintas áreas para seguir trabajando en la atención de enfermedades de adultos no trasmisibles, maternas infantiles que es la que más riesgos tiene y las patologías regionales propias del lugar como chagas, tuberculosis y dengue.

AR: la característica que se busca en estos proyectos es que puedan tener continuidad aunque no estemos nosotros involucrados. Por ejemplo en Zarate ninguno de los integrantes de ADESAR esta de lleno dedicado a la actividad que realizamos allí. Sin embargo, sigue estando vigente el Programa Municipal de Salud Territorial. La idea es que se continue con la atención a la población.

IC: ¿Cómo fue la experiencia de la campaña sanitaria en el chaco salteño? Que condiciones de salud y de vida se encontraron?

RC: Esta campaña duró tres semanas de trabajo en distintos lugares. La primera fue en La Unión, la segunda en Morillo a 300 kilometros de ahí y la última fue en Santa Victoria Este y Alto La Sierra. Yo ya conocía el lugar, porque tenemos una sede donde hacíamos un seguimiento a una comunidad wichi. Uno se encuentra con una realidad que por más que le muestren fotos no se tiene la dimensión del lugar en vivo. Hay muchas necesidades en todo sentido, es una experiencia muy enriquecedora.

MF: Nosotros hacemos una asistencia técnica en esos lugares. Si bien vemos lo que sucede, nosotros no vamos en condición de caridad y nos volvemos, sino que presentamos un proyecto que sea de utilidad para la zona y que se sostenga en el tiempo por el Sistema de Salud local. Para nosotros es un aprendizaje cada vez que vamos. Es una realidad culturalmente distinta. Su vida está muy aislada y les hace falta de todo. Es una población pasiva, al estar aislados su voz también está lejos y no la mayoría de las veces no se escuchan sus demandas.

 

Comentarios facebook